19 de septiembre de 2018

American Autumn de SON Estrella Galicia (Madrid/Galicia) presenta nuevos nombres y fechas.

Actualizamos calendario de uno de nuestros ciclos ya imprescindibles dentro del circuito nacional, el siempre muy esperado American Autumn de SON Estrella Galicia. A los artistas que ya os anunciamos en anteriores meses, añadimos nuevas bandas y artistas con la esencia de esta fantástica agenda de conciertos que respira olor a whisky y madera. Puro sabor norteamericano entre el folk, country alternativo y el indie/rock de artistas tan recomendables como Elvis Perkins o Damien Jurado.



Jeffrey Lewis & Los Bolts

Cuándo: jueves 20 de septiembre, 20:00h
Dónde: Fun House, Madrid. American Autumn SON Estrella Galicia
Precio: anticipada 12 € / taquilla 14 €
Venta de entradas: SON Tickets

Cuándo: sábado 22 de septiembre, 20:00h
Dónde: Café & Pop Torgal, Ourense. American Autumn SON Estrella Galicia
Precio: anticipada 10 € / taquilla 12 €
Venta de entradas: SON Tickets

Jeffrey Lewis apuesta por una mezcla de indie-rock urbano y punk que parece sacado de un cómic, una especie de mezcla bien afinada entre Sonic Youth, Peter Seeger y R. Crumb. Junto a su banda, Los Bolts, el estadounidense acaba de lanzar un álbum de versiones llamado “Works by Tuli Kupferberg (1923-2010)”, que presenta en una gira por la península tras su paso por Primavera Sound o Primavera Club.


Rayland Baxter
Cuándo: sábado 6 de octubre, 20:30h
Dónde: Sala 0, Madrid. American Autumn SON Estrella Galicia
Precio: anticipada 18 € / taquilla 23 €
Venta de entradas: SON Tickets

Rayland Baxter presenta en Madrid su disco “Wide Awake”, entre la psicodelia de trovador, el country alternativo y unas melodías flotantes y templadas que recuerdan al Harry Nilsson romántico. Lo hará dentro del ciclo de música americana más icónico, el American Autumn SON Estrella Galicia.


Olden Yolk
Cuándo: viernes 28 de octubre, 20:00h
Dónde: Café & Pop Torgal, Ourense. American Autumn SON Estrella Galicia
Precio: anticipada 9 € / taquilla 12 €
Venta de entradas: SON Tickets

Folk distópico que se conjuga con poesía abstracta y ritmos motorik, esas son la seña de identidad de Olden Yolk. Con las vocalistas y multiinstrumentistas Shane Butler y Caity Shaffer a la cabeza, Oldel Yolk acaba de lanzar su debut discográfico homónimo, un álbum que trata temas como el amor, las dudas de uno mismo y el creciente descontento social.


Elvis Perkins
Cuándo: viernes 23 de noviembre, 20:30h
Dónde: Sala 0, Madrid. American Autumn SON Estrella Galicia
Precio: anticipada 17 € / taquilla 20 €
Venta de entradas: SON Tickets

Elvis Perkins & Vera Sola
Cuándo: domingo 25 de noviembre, 20:30h
Dónde: Café & Pop Torgal, Ourense. American Autumn SON Estrella Galicia
Precio: anticipada 12 € / taquilla 16 €
Venta de entradas: SON Tickets

Elvis Perkins se mueve entre las aguas del folk-pop indie. Su faceta de cantautor americano le ha llevado a ser comparado con figuras como Bob Dylan, Leonard Cohen, Van Morrison y Nick Drake. Por su parte, Vera Sola es una poeta, cantante y multiinstrumentista criada en Nueva York que acaba de emprender su proyecto en solitario: música de noche, oscura, que nace de la intuición y la redención.





twitter: @JRGE09 / @LONGBRIT

13 de septiembre de 2018

Primavera Club 2018: Boy Pablo


Se dió a conocer con su single “Everytime”, petándolo en las redes (más de 8 millones de reproducciones de su precario vídeo) cuando apenas había salido del cuarto de su habitación. 
Indiepop de ligera vagueza y sudapollismo que ahora llaman "bedroom pop" y con el que parece la música de Boy Pablo encaja perfectamente. Pese al origen chileno de sus padres, Pablo Muñoz es de Bergen (Noruega), ciudad a la que emigraron estos en los años 80. Allí, en una lánguida habitación donde apenas entra el sol por la ventana, surgió este proyecto DIY de un chico de apenas 20 años que sólo el tiempo decidirá si se convertirá en un suspiro de verano como fuera Avi Buffalo o en una realidad permanente dentro de la escena independiente.

Producto de su edad, las letras nos hablan de amores adolescentes, desafíos y esperanzas. Tópicos que no por ello dejan de funcionar a la perfección. Pero la sonoridad y las melodías tienen un mayor peso en la esencia de estos Boy Pablo. De hecho, asi se expresaba Muñoz en un medio extranjero: “I like making the music, to be honest…Now, I like to sing and write the lyrics. But at the time I wrote the EP, I didn’t like it. I just did it because I had to have some lyrics”.

Los Ramones, Blink-182,... influencias que curiosamente no se reflejan directamente en su música pero que él siempre cita cuando entra a contar anécdotas personales tales como que fue su padre quien en realidad le metió el gusanillo de la música al escucharle en su propia banda, Chilika. Una formación que en nada se parece a Boy Pablo, y donde Muñoz se acerca más a otras referencias evidentes del circuito actual como Mac DeMarco.

Les podremos ver en este próximo Primavera Club el Viernes 26 de octubre en Barcelona y al dia siguiente, en Madrid.





twitter: @JRGE09 / @LONGBRIT

10 de septiembre de 2018

El cálido folk otoñal de Allman Brown


Con influencias de artistas como Bon Iver, Sufjan Stevens, Bob Dylan, Tracy Chapman o Bruce Springsteen era evidente que "1.000 Years" sería un gran álbum. No sabemos si fueron 1.000 los días que tardó en componer este disco, pero lo que sí sabemos es que el 2017 fue un año clave para Allman Brown (no confundir con Allman Brothers Band) autor de uno de los discos más finos de folk de la última hornada de artistas que brillan con estilo propio dentro del género.

Melodías que rebosan destreza y sensibilidad, más propias de un artista experimentado que de un principiante con su primer álbum debut bajo el brazo, como es el caso de Brown, y que vaticinan una futura trayectoria musical con expectativas muy elevadas.

En 1.000 Years encontramos temas tan finos como Sons and Daughters (incluido en un capítulo de la exitosa serie The Good Doctor), Ancient Light, Palms, Rivers o Shape of You. Temas moldeados con una gran emoción y con carisma que nos envuelven en una atmósfera íntima, sin caer en una lírica remilgada o indigesta.

El pasado año Brown estuvo presentando su disco en Madrid y Barcelona como telenero de Palace y actualmente se encuentra de gira por Europa. Una gira que le llevará por países como Francia, Suiza, Alemania, los Países Bajos y no sabremos si finalmente también volverá por España, donde le esperamos con los brazos abiertos.



6 de septiembre de 2018

Primavera Club 2018 (Madrid/Barcelona), ...te estábamos esperando.

Si estás cansado de ir a festivales, ciclos musicales, eventos,... donde la gente va cual karaoke a cantarte al cogote las canciones que le salen en su basura de spotify (tipo Izal o Taburete), a lo mejor Primavera Club está hecho para tí. Para tí y todos aquellos que no les importa ir a una sala a escuchar conciertos sin saberse una sola canción del artista y que allí asisten tras una buena crítica leída, por la confianza de un buen promotor o simplemente por la recomendación de un amigo.



Hoy mismo se ha comunicado por parte de Primavera Sound las 72 actuaciones que en tres días convertirán a Barcelona y Madrid en "un laboratorio musical de alcance mundial". Primavera Club nace con ese espíritu que un día tuvo también su festival barcelonés de referencia y que por momentos parece haber perdido:

"Aún no lo sabes, pero estás a punto de descubrir tu próxima banda favorita. Ese nombre que verás a lo largo del año que viene en todas partes, encumbrado por la prensa, contando sus escuchas por millones y, quién sabe, quizá hasta actuando en la próxima edición de Primavera Sound. Para descubrirlo, eso sí, deberás dejarte caer por Primavera Club, que del 26 al 28 de octubre hará debutar en Barcelona y Madrid a una abundante representación de artistas llamados a despuntar en los próximos meses.

Un total de 46 artistas actuarán en Apolo, La (2) de Apolo y el Centre Cultural Albareda (de nuevo con programación gratuita) en Barcelona, y una selección de 26 nombres serán los que pasen por el Teatro Barceló y El Cielo de Barceló en Madrid. De nuevo, el festival cuenta con SEAT como partner estratégico, que consolida de este modo su apuesta por el talento y la creatividad emergente. Como abrir un diccionario por una página aleatoria y descubrir una nueva palabra, Primavera Club invita a la curiosidad, al descubrimiento, a lanzarse. A imaginar los nuevos lenguajes del futuro."



Y con un imaginativo diccionario que parece sacado de la rockdeluxe, nos dan detalles de los artistas y géneros que allí se darán cita:

"1. Bedroom pop: Por su (aparente) sencillez les conocerás. Canciones que nacen entre cuatro paredes y llegan a todo el mundo. Algoritmos de Youtube, guitarras narcóticas y melodías infinitas. Con Boy Pablo desde su habitación en Bergen, el carismático Jimothy Lacoste desde Londres (aunque, ojo, he can speak Spanish) y Halo Maud con acento francés.

2. Digger: En tiempos de hiperconectividad, todavía quedan rincones donde Google no llega. Y estamos en manos de ellas y ellos, las y los diggers, para que nos descubran esas joyas que habían quedado enterradas y fuera de plano. Devoción analógica con vocación divulgativa, cada uno en su campo: Habibi Funk en el ídem del mundo árabe, Athens of the North en su amor por la world music (siempre en vinilo) y Sofrito en los sonidos de baile vintage entre los dos trópicos del planeta.

3. Pop feminista (que no femenino): La cuarta ola del feminismo ya no se surfea, se bucea. Y eso quiere decir que lo normal ya no debería ser resaltar a las artistas de un cartel según su género, sino apostar por profundizar más en su mensaje. Las propuestas de Stella Donnelly, Okay Kaya, Buzzy “Spielberg” (sí, de esos Spielberg) Lee, Ama Lou, Flohio o Tirzah son relevantes más allá de su mera condición de mujeres abriéndose camino en un mundo de hombres. Del folk rebelde de Stella Donnelly al hip hop made in UK de Flohio o la sofisticación R&B de Ama Lou, están aquí porque tienen muchas cosas que decir (algunas combativas, otras no) y porque, básicamente, el futuro les pertenece.

4. Guitar’s revenge: En la teoría del péndulo, ahora mismo estaríamos en el punto más alejado de la efervescencia de las guitarras. Pero el indie rock nunca morirá, e incluso amenaza con golpear más fuerte si siguen surgiendo propuestas tan estimulantes como las de Snail Mail (reviviendo el indie rock de los 90), Hop Along (pura pulsión melódica), Conttra (reivindicando el sudor), Palm (entre Animal Collective y el math rock), Jess Williamson y su puerta a un mundo feliz o Alaskalaska (la cálida brisa pop del norte). Quizá no están de parranda, pero ni mucho menos están muertas.

5. Susurros R&B y sinónimos: A veces, el susurro marca el camino. Que se haga el silencio total para descubrir a una de las revelaciones del año, serpentwithfeet, y su R&B poliédrico y sedoso. Que Kadhja Bonet nos embruje con su versatilidad estilística e interpretativa. Que Hilary Woods convierta la sala en un bosque nocturno. Que Tirzah constate que el suyo es uno de los debuts de 2018. Que los Hnos Munoz (desde Madrid) y Mazmorra (desde Bilbao) exploren los márgenes del género. Y que los susurros nos llenen.

6. Mambo rapidito: ¿Cómo vamos con el movimiento de caderas? Además de pop, hip hop y electrónica, este año en Primavera Club se podrá bailar mambo y chachachá de la mano del grupo cubano Orquesta Akokán, cumbión con autotune desde Galicia con Esteban & Manuel, y folk tradicional turco pasado por el filtro belga a cargo de Altin Gün. Fuera complejos. ¡En la variedad está el buen baile!

7. Ultra-flow: Está el flow y luego está el ultra-flow. No tiene por qué ser el más acelerado (eso el británico Octavian lo sabe bien: ya ha hecho bailar a Drake con alguno de sus anti-hits) ni el más auténtico (aunque pocos habrá con más barrio que Slowthai), no tiene por qué ser el más polémico (JPEGMAFIA azota al neoliberalismo y el hipsterismo) ni el más poético (Flohio bien podría ser la nueva Kate Tempest). Pero tienen, simplemente, que tenerlo. Y todas estas rimas noquean, cortan, duelen. Ojito con ellos.

8. Technaco: Los amigos y amigas del techno en todas sus modalidades siempre tienen su rincón en Primavera Club. Como de costumbre su hora será de madrugada, dentro de la programación de Nitsa y Astin en Barcelona, y valdrá para descubrir a Head Technician o la banda sonora de un agujero negro, al islandés (afincado en Berlín) Volruptus, los devaneos rave de Or:la o las enseñanzas del sensei Kuniyuki, uno de los máximos exponentes de la electrónica japonesa. Que nadie se quede con ganas de más.

9. Kinkidelia y derivados: ¿Qué pasa si unes el espíritu kinki de Triana con la psicodelia de King Gizzard & The Lizard Wizard? Exactamente pasa Derby Motoreta’s Burrito Kachimba, el nuevo grupo con mejor nombre del mundo que es aún mejor cuando los escuchas y los ves en directo. Pero se puede ser macarra y no darle al fuzz: le puedes pegar a la electrónica (los salvajes J-Zbel lo atestiguan), al punk (hay que ponerse a cubierto cuando lleguen Louder Than Death, el club Bilderberg del punk) y al trap (MC Buseta junto a GOA, mezclando funky brasileño con emo rap). ¡Hey, míranos! ¡No hemos mencionado el trap hasta el final! Eso se merece algún premio, ¿no?"




+info: abonos a la venta al precio de 25€ más gastos de gestión (entradas de día al precio de 15€ más gastos de gestión). Se pueden comprar en Redtkt y Ticketmaster.
twitter: @JRGE09 / @LONGBRIT


27 de agosto de 2018

Imagine Dragons, Kakkmaddafaka, The Vaccines, Jorja Smith... el verano se despide a ritmo de DCODE

Foto: Dcode

Desde hace siete ediciones, el Dcode nos ha recordado cada mes de septiembre que el ansiado verano iba llegando a su fin. Que para muchos ya iba siendo hora de tomar el último mojito, de disfrutar de los últimos e interminables atardeceres del estío y de guardar las bermudas y el biquini hasta el año que viene. Pero en cierto modo también nos ha ayudado a sobrellevar mejor la temida vuelta al cole. Y siempre, con un denominador común: un cartel pequeño pero de buena calidad y una perfecta organización que siempre hace más afable el paso por un festival.

Para su octava edición, el festival madrileño contará el próximo 8 de septiembre con los estadounidenses Imagine Dragons como cabeza de cartel. Ganadores de dos premios Grammy, el cuarteto de Las Vegas vuelve renovado con su último disco "Evolve" después de reventar las listas de Billboard y alcanzar más de 300 millones de reproducciones en Spotify con el single "Thunder". Un gran momento para Imagine Dragons que bien seguro llenarán de buen rollo el recinto de Cantarranas repasando alguno de los hits de "Radioactive" (2014).

Buen rollo y energía tampoco faltarán con los londinenses The Vaccines que repiten por segundo año. Sus conciertos son una explosión de adrenalina y riffs explosivos. Y desde Londres llegan también Bastille, con un directo siempre encomiable. Inmersos en su nuevo trabajo, quizá nos sorprendan con algún que otro adelanto. Aunque por el momento nos conformamos con darlo todo al son de Pompeii o Quarter Past Midnight.

Si por algo se caracterizan Kakkmaddafakka es por no dejar a nadie indiferente. Sus propuestas sobre las tablas siempre resultan ganadoras y en España cuentan con un público fiel al que los noruegos nunca defraudan.

Otro de los grandes nombres de esta edición es sin duda Albert Hammond Jr. El líder de Strokes demostrará por qué es uno de los mejores solistas de los últimos años y nosotros nos dejaremos seducir por sus dotes con la guitarra.

La británica Jorja Smith será la gran voz femenina de esta edición. Una de las artistas emergentes del momento. Con solo 21 años, el talento de Jorja ha conquistado a artistas como Drake, quien la escuchó después de subir a Soundcloud algunas canciones y juntos han colaborado en el tema Get it Together. Temas con mensaje y con una gran sensibilidad que llenarán el festival de una mágica atmósfera R&B.

Del panorama nacional, Izal, Sidonie, Triángulo de Amor Bizarro, Viva Suecia y Grises pondrán el broche de oro a otra gran edición del Dcode. Si ya has terminado tus vacaciones, no lo dudes, en Madrid te espera la gran fiesta del verano. No te la pierdas!

+ info: 


Jorja Smith

The Vaccines
Kakkmaddafakka



23 de agosto de 2018

Breve historia de Aretha Franklin para post-millennials


Decir que la historia es cíclica, que los patrones se repiten hasta la extenuación, declamar que los sucesos que una vez fueron críticos y cruciales, con el paso del tiempo volverán a ocurrir, que como Nietzsche promulgó vivimos en un eterno retorno que nos hace actores, pero también esclavos de los acontecimientos quizá sea un comienzo algo grandilocuente para un artículo de música, pero no deja de ser cierto por ello. 

Antes de las divas de fin de semana, de las “influencers”, las it girlslas bailarina-cantantes-djs-bloggers”, ser una diva significaba algo. Desproveyéndola de su acepción narcisista y ególatra, ser una diva (acuñado en los años 20 para las cantantes que cantaban en los clubs en los inicios del blues) suponía tener una gran personalidad asociada a un gran talento, ser un emblema," un estandarte, antes de que se acuñaran y desdibujaran las definiciones de patriarcado/matriarcado y empoderamiento.

“Billy Holiday“Ella Fitzgerald“Sarah Vaughan”, “Nina Simone reinaron en el jazz (obviamente desde distintas acepciones), Bessie Smith y “Ma Rainey o “Memphis Mimmie lo hicieron en el blues, Diana Rossen el Disco pero si se habla de una diva del Soul, se debe hablar de Aretha Franklin. La acepción diva y con ello vuelvo al eterno retorno iba asociada a mujer que se hacía valer en un mundo de hombres, eran proto estrellas del rock, sus biografías están llenas de problemas con las drogas, la justicia, el sexo, el dinero, los hombres (y las mujeres) y su canto una expiación de todos esos sufrimientos hecho lamento sonoro.

Aretha no fue una excepción, tuvo una infancia dura, con dos hijos de dos hombres diferentes a los 12 y a los 14 años, según se cuenta en la biografía de una de sus hijasfruto de abusos por parte de un alumno de su propio colegio el primero y aún menos datos confirman la identidad del segundo padre. Aretha tenía la conviccn de ser cantante y a los 18 años abandonó Detroit rumbo a la gran manzana para cumplir ese sueño.

Pero los problemas la acompañaron, casándose a los 19 años, invirtió en un saco de tormentos llamado Ted White, su primer marido, que marcó su piel. Ella, portadora del oprobio, se sumió en un sueño etílico que la acompañó varios años. A pesar de su complicada relación con su padre, se mantuvo como una mujer abyecta al lado de éste hasta el fatal desenlace (una bala le alcanzo en 1979 cuando robaban en su residencia). El segundo marido de Aretha, el actor Glynn Turman, con el que encontró la estabilidad y se instaló en Detroit definitivamente.

Aun así Aretha Franklin ha marcado una hito en la música soul, representa todo lo que es digno y puro. Ha sido respetada por todas las generaciones posteriores, sus temas son anacrónicos e irresistibles, cantó una pequeña oración para ti y también a tres presidentes. Cantó al hijo del predicador y gritó Respect! pero también regañó a Jack y Elwood (The Blues brothers) en la cinta de ……….., Spanish Harlem tiene un himno con su voz y las historias de las marcas que hicieron en su piel las dibuja en “Chain of Fools.

No hay poder más fuerte que el de un recuerdo, porque no es una imagen real sino figurada que puede transformarse en la evocación s pura de la felicidad como en un monstruo de tres cabezas. El recuerdo es lo que nosotros hacemos de él. El mío es oí“Natural Woman” en mi casa, con escasos 5 años y que me estremeciera, era la música de mis padres, no era mi elección, pero ha sido mi legado y siempre formará parte del bagaje musical de todas las generaciones que tuvimos la suerte de vivirla y de todas las personas que quieran recuperarla. Descansa en paz Aretha, el alma del soul.