16 de abril de 2009

RUSSIAN RED – I love your glasses too much

Pin It Ahora!
Sala Sol, 22.00. Un micrófono, una guitarra española, una guitarra eléctrica, un bajo, una minibatería y un sinfín de instrumentos de viento y percusión que hacen presagiar que el concierto que vamos a ver (cortesía de Heineken y de sus sorteos) no es un concierto cualquiera. Tampoco es un concierto de masas. En el ambiente se nota que va a ser un concierto de los de casa, de esos en los que la mitad del aforo resulta que es amigo de un miembro del grupo o un familiar, y que no va a escuchar sólo música, sino que va a empaparse de ella como hacía antaño en el salón de la casa de Lourdes, también conocida como Russian Red. La pequeña madrileña aparece entre aplausos y silbidos mientras se escuchan comentarios de admiración y de emoción, de curiosidad y de sorpresa.Primera canción. También primera impresión: suena muchísimo mejor que en el disco. La voz de Lourdes suena natural, saliendo de su boca a borbotones, a veces en tonos mayores, otras veces casi susurrando mientras envía mirando a alguien del público (todos y todas deseando ser el desconocido y anónimo receptor de ese gesto) un guiño de complicidad de quien sabe que no está dando un concierto cualquiera, sino que es un concierto para amigos, quizás en previsión del espectáculo de masas del que va a ser su próximo concierto en el SOS 4.8 en Murcia. Antes se paseará por Málaga, Bilbao y Santiago de Compostela, entre otras ciudades.Poco a poco se van sucediendo todos los temas de su disco “I love your glasses”, siempre perfectamente acompañada de los coros de su teclista/guitarrista y su bajista. El momento álgido se alcanza con la canción “They don’t believe” y por supuesto con su canción ya clásica “Cigarrettes”. También hay momentos donde Lourdes maravilla con su potente voz, y otros momentos donde las dos guitarras con el bajo se unen para dibujar un mosaico de notas perfectamente hiladas que junto con las letras en inglés de Russian Red nos transportan al mismo corazón tanto anglosajón como americano del folk. En definitiva, un gran concierto indie folk con sabor madrileño, sin ninguna duda mejor en directo con Lourdes que en casa con Pioneer. (by Galdo Herty)