19 de junio de 2009

Política y Música, un coctel agitado... pero no revuelto!!

Pin It Ahora!
Según el diccionario de la lengua española, la palabra política significa:”Actividad del ciudadano cuando interviene en los asuntos públicos con su opinión, con su voto, o de cualquier otro modo”, y la palabra música:” Arte de combinar los sonidos de la voz humana o de los instrumentos, o de unos y otros a la vez, de suerte que produzcan deleite, conmoviendo la sensibilidad, ya sea alegre, ya tristemente”, como vemos, definiciones totalmente diferentes, ¿compaginables? Parece ser que si, hemos llegado a un punto en el siglo XXI donde lo más importante es el dinero, el poder, y lo comercial; donde cualquier músico vende su alma para un fin político, seguramente conscientes de las repercusiones que pueden tener sus actos. Consiguen más publicidad y confraternicio con un sector especifico de la población. ¿Estrategia de Marketing? ¿O simple pasión por sus ideas políticas? Quién sabe. A este paso llegará un momento en el cual la gente no sabrá si está eligiendo una corriente política por lo que piensan o simplemente porque el grupo de moda les apoya.

El problema no es la morfología del conflicto, sino la tipología del mensajero. Fran Perea pide que votemos a Zapatero, Madonna nos pide que no dejemos la lucecita del DVD encendida (ya podría apagar ella su luz de super diva del pop), Michael Stipe, líder de R.E.M, aún cree que el partido demócrata de EEUU es de izquierdas, Bono se erige como portavoz de África (siempre es más fácil y causa menos problemas morales ser global que cercano), y Green Day cree que si no recogen la mesa los domingos en casa de su abuela Suzanne, son unos rebeldes contra el sistema americano. Parece que en vez de alistarse a un determinado partido, el partido es quien se alista a su pensamiento… Es lo que tiene cuando eres una estrella de la música.
Las tornas han cambiado: los políticos han adoptado las formas del Pop, y los artistas han creído que hacer política es como componer una canción.
Ojalá surja un himno como “God save the Queen” que haga tambalear a la sociedad y cuyo efecto se prolongue durante años. Como dijo Pete Townsend:”Pase lo que pase, el Rock and Roll salvará al mundo”.

“¡¡Bruce te necesitamos!!” (Un conductor de New Jersey a Bruce Springsteen tras los atentados del fatídico 11 de Septiembre)
(By Rorro - Foto: Celia Cuervo)