5 de junio de 2009

Selecto concierto de Diana Krall en Madrid

Pin It Ahora!
Nada más lejos de una 'garota' de Ipanema que la palidez caucásica de Diana Krall. Sin embargo, la música obra milagros, borra fronteras, y la imagen gélida, septentrional de la canadiense se derrite a ritmo de bossa nova en Quiet nights. Su duodécimo álbum despide aromas brasileños por todos los surcos y se reivindica como un disco «sensual, intimista» o, por qué no «abiertamente erótico», admitió la musa de Nanaimo (Canadá) al presentarse en España como anticipo de la mini gira de octubre, con actuaciones en Barcelona (8 de octubre), Bilbao (12) y Madrid (13). Música de interior para tiempos de crisis. Música para una noche dulce dentro de casa, al lado del amado, que en su caso es Elvis Costello, a quien dedica su particular carta de amor en IŽve grown accustomed to your face.
Talentosa, guapa, casada y madre de gemelos hace dos años, a DianaKrall se la ve feliz. El pasado lunes en Madrid, vestía de primavera florida sobre unos 'stilettos' de vértigo, su única concesión al divismo. Hoy canta bossa nova y luce colores vivos, pero dice ser la misma rubia enfundada en negro de sus primeras actuaciones en los 90, rendida al piano ante la música de Nat King Cole y otros grandes del jazz y el blues. «No he cambiado. Cole está siempre ahí, en el fondo de mis doce discos, y también el traje negro». La clase y maestría de Diana Krall, más su simpatía y sencillez, cautivaron a los asistentes el pasado Lunes en Madrid. El respetable quedó embriagado por la cercanía e intimidad de la actuación, aquella noche no la olvidarán nunca.
(By JRGE, fte.: EFE)
Temas Imprescindibles: The Look Of Love, Temptation, Cry Me a River.

2 comentarios:

claulovesfashion dijo...

ya pensaba yo bajarme alguna cancion de ella, guapisima esta mujer!! 1besito jorgee! jajaja!

Anónimo dijo...

jejejej!! tiene un bozarron eh!! :)