19 de septiembre de 2009

Nick Cave Vuelve a escena cargando su pluma de semen.



Si, señores y señoritas, Mr. Cave ha escrito un libro, llamado “La muerte de Bunny Munro”. Cuando leí la noticia una sensación extraña recorrió mi cuerpo, y entonces recordé un escrito de Munch hablando acerca de su obra pictórica más famosa, el grito, que versaba así:”Me paré y me apoyé contra la verja, casi muerto de cansancio. Nubes rojas como la sangre y lenguas de fuego suspendidas sobre el fiordo azul y negro. Mis amigos me habían dejado, y, solo, temblando de angustia, me di cuenta del inmenso, infinito grito de la naturaleza”.
El libro, muy al estilo que nos tiene acostumbrado nuestro viejo amigo, mezcla la crudeza y el realismo violento de Bukowski con el estilismo y sonido arrebatador de sus siempre conflictivas canciones. De Cave podemos afirmar sin miedo a caer en el error que es un músico constructor de grandes haciendas y con una soltura para hacer canciones envidiable. Con esos antecedentes nos explicamos el amplio recorrido discográfico, 14 discos carga a su espalda, y gracias a su obra musical impresa, este libro suyo tan…suyo, tiene alguien que se lo edite, si no ya sería carne de cañón para las catacumbas autoeditadas.

El artista que mamó de la teta de clásicos del Blues tales como John Lee Hooker y tenía a Johnny Cash como santo encomendado, nos arropa en sus conciertos con su voz grave de cuero cosido con rudas cuerdas de marinero, y como si de una liturgia cristiana se tratase (es practicante, y hasta escribió un prólogo para el evangelio de San Marcos en el cual afirmaba que los políticos habían “secuestrado” a Dios) nos relata palabras sacadas de su propia pluma. Conciertos definidos por los promotores los llaman:”Veladas de lectura, música y conversación”.

Este no es el primer libro con el que Cave nos sorprende, su amigo Russell Crowe le instó a que hiciese un guión para Gladiator, propuesta que desestimó. Pero he aquí oh!sorpresa, oh! dolor, este hecho no propició que aun así, hiciese un guión alternativo para una continuación de la historia de Máximo. No penetraremos en exceso en este tema, solo os digo que en la versión de Cave, Máximo no está muerto y empieza una sangrienta venganza contra aquellos que le traicionaron, no os contaré todo el argumento, pero la película acaba con una batalla interespacial entre una alianza rebelde de otro planeta y el Cesar Romano antiguo, sin comentarios, el bizarrísimo de Nick es infinito. Como ya apuntaba anteriormente, Cave ya escribió un libro, este se llamaba “Y el asno vio al ángel”, dicen que el escribirlo estuvo a punto de arrancarle su intempestiva vida, y fuentes con fiabilidad matemática afirman que corrigió el papiro con sangre. Y aprovechando la coyuntura, ya que la épica de los fluidos ha llegado a nuestro seno literario, seguiremos la tradición y podríamos decir que este libro lo ha escrito con fluido seminal, porque para el protagonista del libro, Bunny Munro, no existen mujeres sino vaginas. Las de Kate Moss, Avril Lavigne y Kylie Minogue son sus preferidas. Asique ya sabéis, los atormentados interesados en hacerse con este libro, sale este mes en España por 22 euros y lo edita Global Rhythm Press. Como apunte interesante, sus más allegados dicen que los bigotes Cave crecen a un nivel vertiginoso y no se los puede afeitar por su apretada agenda de conciertos interactivos (los cuales recalan en Barcelona el 24 de este mes pero las entradas a 65 euros ya están agotadas).
¿Qué pasará si Nick Cave sigue descuidando su bigote y verborrea? ¿Se convertirá en un Nietzsche contemporáneo? Solo el tiempo lo dirá.
(By Rorro)

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...