27 de noviembre de 2009

Las Musas - Sin Música, La vida sería un error (Friedrich Nietzsche)

Pin It Ahora!
Aquí estoy frente a la hoja en blanco, eterna página decolorada que ansía absorber el torrente de tinta, imaginación y sentimientos que emana la pluma del artista. Mas todos los esfuerzos por comprender mis palabras sin utilizar el corazón se convertirán en meros recuerdos propensos a olvidar por la mente humana, por tanto no hagáis que vuestro tiempo se deshaga en vano, poned de vuestra parte y absorber la magia del texto, que os embriagará y os transportará a un mundo paralelo donde todo es posible.
Aunque en esta línea, yo me pregunto ¿Qué hechos propiciaron vuestra mundana atención hacia mis parcas palabras, frías, opacas y vacías de sentimientos?

¿Qué importancia le habéis de dar a los pensamientos prosaicos de un ser humano tan sumamente contingente como yo? ¿Acaso me gané alguna vez vuestro respeto?


Un loco no obtiene el respeto de nadie, puesto que en la locura se encuentra libertad y seguridad; la libertad del recogimiento y la seguridad de no ser comprendido, pues quienes nos conocen y comprenden, oprimen una parte de nuestra existencia. Aunque si he podido atraer vuestra atención hacia estas líneas, es que vosotros también albergáis un pequeño aliento de locura en vuestro interior. Así pues, sin más dilación dejad que me escude en mi locura y os cuente aquello que descubrí hace tiempo pero que nunca mi demente pensamiento había dejado plasmar en papel, lo que hace que la música sea tan grande como es.

Divagado he en mi interior, y creo haber alcanzado la culpable causa que hace de la música y el arte en general lo que es, algo maravilloso. Seguramente la grandeza de tales manifestaciones artísticas sea culpa de las musas. La palabra musa, es originaria del griego (Μοῦσαι, Mousai) y desde las épocas antiguas, los escritores más alejados de nuestros tiempos las definían como diosas inspiradoras de los músicos.
Pero más allá de etimologías baratas de wikipedia, me dispongo a enseñaros lo que para mí significan, algo más profundo, difícil de explicar, pero que gracias a la musa que siempre me acompaña, lograré conseguir.

Algo acompaña al artista, algo inspira a la creativa personalidad de los músicos, algo activa los engranajes de la divina creación, algo invisible y mágico que solo es conocido por aquellos que tuvieron la suerte de experimentar tales sensaciones. Sensaciones que van más allá de la belleza corporal, de los placeres mundanos, las musas se introducen en nosotros, y como interruptores de creatividad, hacen que las palabras, los actos y los pensamientos vuelen, corran, avancen como torrentes inexorables contra todo lo que se interpone en su camino. Viven entre nosotros, rodeadas de halos mágicos, que maravillan y asombran por igual, pero solo eligen acompañar en su camino al artista merecedor de tales atributos, gente que vive, disfruta, ama y muere por el arte y la música. La musa consigue que alcances la sensación de perfección artística, que más tarde te acompañará en el camino, agarrado de tu mano. Mientras, suavemente andas el sendero de grava y polvo. Polvo que suspendido en el aire, es testigo de los asientos vacios del camino, cruzas las venidas de tu corazón recorriéndolas sin nada que perder, sin saber que podría encontrar, ignorante turba del sendero. Comienza el baile después de silbar, todo era mejor cuando estaba conmigo, susurrándome al oído que día le toca librar, ¿a quien le toca hacerme un traje? Sabes que pasé por allí, al final de día solo me encontré tierra y cristales, todo tiene el color de lo que aún está vivo, es mi estrella fugaz, mi amiga, gracias a las que siempre están allí, gracias musas.

“En la música es acaso donde el alma se acerca más al gran fin por el que lucha cuando se siente inspirada por el sentimiento poético: la creación de la belleza sobrenatural.”
-Edgar Allan Poe-

(By Rorro)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Rorro, debo decirte, que no dejas de sorprenderme ;)


Eli