3 de diciembre de 2009

LBm Crónica: The Decemberists at Coronet. London

Pin It Ahora!
Una apuesta arriesgada para una Victoria casi segura

Un jueves de noviembre tuvimos la suerte de embarcarnos en una aventura Londinense que dificilmente olvidaremos... Ésta consistió basicamente en ir a ver un concierto, lo que tampoco parece muy emocionante, pero siendo de quién fue sí lo es... Se trataba de uno de los grandes grupos que ahora mismo están en activo. Un grupo facilmente comparable a los grandes de la historia y del cual todos los amantes de la música deberían ver un concierto al menos una vez en su vida: el gran Colin Meloy y sus Decemberists!

El concierto era en la sala Coronet, parecida relativamente a Joy Eslava en tamaño y forma. Como era de esperar a las 19:00, hora a la que se habrían las puertas, había una cola que daba la vuelta a la manzana, quedando una vez más patente la puntualidad o la impaciencia de los ingleses.

El show empezó con Emmy The Great, cantautora inglesa de la que ya hemos hablado en esta revista. Un estilo muy parecido hasta en la voz a Russian Red, con una banda tocando para ella. Canciones profundamente sentimentales acompañadas por una voz y una presencia muy espectaculares, aunque si soy sincero esperaba mucho más de este grupo.

A eso de las 20:45 sale Colin Meloy y el público grita de júbilo. La primera parte del concierto es su último disco "The Hazards of Love" sin pausas, las 17 canciones seguidas, una hora y media de música del más alto nivel... La voz de Colin es un espectáculo, no solo no pierde con respecto al disco, sino que es aun mejor. Durante toda esta primera parte estuvo acompañado por sus musas que han hecho el disco con él y han pasado a formar parte del grupo, acompañándoles en su gira. Se trata de las preciosas Becky Stark y Shara Worden, reconocidas cantantes con una voz prodigiosa que aportan un toque sentimental y profundo al disco y al show. Tocaron la historia de Margaret completa y se tomaron un merecido descanso de 15 minutos.

Después del éxtasis de la primera parte, la segunda era como un regalo, algo extra ya que ya había valido la pena el concierto. Eran los grandes éxitos de The Decemberists, y así fue, aunque como era de esperar se dejaron algunos en el tintero. Aun así hubo momentos muy especiales como cuando tocaron las archiconocidas Oh Valencia!, 16 Military Wives o The Mariner´s revenge song.

En definitiva: Se puede decir que fue un concierto 10? No porque la segunda parte fue más floja de lo esperado, pero, a mi modo de ver, si únicamente se tiene en cuenta la primera parte, fue EL CONCIERTO.
(By Hugo)