22 de enero de 2010

Bryan Adams, el fotógrafo privilegiado.

Pin It Ahora!

Nunca habrían líneas suficientes para describir todo lo que la múscia de Adams y también él, con su manera de ser, de actuar y de pensar, suponen para mí, un plebello escritor de blogs. No voy a hablar del que para mí, siempre ha sido y será mi ídolo en la niñez, la adolescencia y en lo que leches me ecnuentre ahora (no soy tan mayor...).

"BAD", el genio de Ontario, siempre fue diestro en las artes. La fotografía fue uno de los sueños que le rondaban constantemente la cabeza desde que su padre, quien fuera diplomático y llevara a Bryan en sus viajes por el mundo, le regalara una Instamatic de Kodak cuando sólo registraba 8 años y una altura de no más de medio metro.

Bryan Adams ha publicado tres libros de fotografía, el último de ellos, ”Fotografie Portafolio”, un libro de gran éxito y repercusión lanzado al mercado bajo la ayuda y previo beneplácito de la firma Calvin Klein.
Es un hobby que le cuesta dinero de su bolsillo, porque todos sus honorarios se destinan hacia fundaciones como las del cáncer (Adams siempre bondadoso). La más reciente, Hear The World, dedicada a los sordos y para los que poco a poco pierden oido. El propio Bryan, por ejemplo, es una víctima, tras más de treinta años soportando decibelios hasta el paroxismo. A Plácido Domingo le acaba de fotografiar por la causa, a la vez que a Amy Winehouse, Smokey Robinson, Lidsay Lohan, Annie Lennox y Joss Stone.


Siempre trabaja con sus cámaras favoritas, la Mamamiya RZ, Leica M6 y varias Rolleiflex con películas de 120 y 35 mm.
Como ya no tiene tiempo de acudir al laboratorio ,como años atrás, su Mac portátil y varios programas concretos ,que maneja con cierta maestría ,se han convertido en su verdadero laboratorio ,con la facilidad que le proporciona mandar sus fotografías por e-mail en muy pocos minutos. Bryan vive con su Mac atado a su brazo derecho . Le gusta mucho el mundo de las redes sociales y aunque ya no cumple ni los cincuenta, es un tio volcado hacia el progreso tanto social como tecnológico.


Está muy orgulloso (como lo estamos todos) de sus más de sesenta millones de discos vendidos, pero siempre despliega un toque sentimental cuando habla de sus tres libros de fotografía publicados hasta el momento.

El primero, titulado “Made in Canada”, con una historia dramática tras de sí y de enorme calado sentimental. En la emotiva portada aparece su gran amiga Donna ,que murió de cancer a los 38 años. Es una fotografía con mucho impacto con ella sin pelo, producto de la quimioterapia, tratamiento que no pudo agarrarla a la vida.

Su segundo trabajo en éstas lides es el “American women”. Un idilio que surge cuando el diseñador John Richmond empezó a utilizarle como fotógrafo para sus trabajos. Así llegaron los reportajes para Vogue y Vanity Fair. Luego fue Calvin Klein quien le ayudó muchísimo a establecerse en el mundo de la moda. De aquel libro aparecieron fotografías muy populares y de gran valor artístico como las de Hillary Clinton y Pamela Anderson (quien colaborara en su último album; Sssch...! no es listo el canadiense...!). Sin embargo, su sesión más fascinante y solemne tuvo a la reina Isabel II como protagonista en actitud encantadora y sonriente. No obstante, servidor le envidia por poder fotografiar a la mujer más guapa del universo, la señorita australiana Elle MacPherson!!!


Los trabajos fotográficos de Adams han sido ampliamente aclamados y fruto de ello ha recibido numerosos premios internacionales, uno de ellos el German Lead Award en el año 2006.
(By JRGE)
Visit: http://www.bryanadams.com/index.php?target=photography