17 de enero de 2010

Primera Soirée de Poche, Beirut.

Pin It Ahora!
Testimonio de la primera Soirée de Poche a cargo de Zach Condon y su banda, Beirut. Un concierto privado en un apartamento con un público expectante y entregado, puede que el sueño de muchos de nosotros. Zach Condon tocando en el salón de tu casa con toda su banda. Increible.
No se pierdan el vídeo y por supuesto la gran "Nantes", la alegre y valcanizada "Siki Siki Baba" y la inigualable "A Sunday Smile".

Video Arte Live web:
http://liveweb.arte.tv/en/video/Soiree_de_poche___Beirut/ 


Ha habido mucha expectación sobre la llamada "Soirée de Poche", así que aquí está por fin, Le Soirée de Poche con Beirut organizada el pasado mes de mayo:

“En realidad teníamos a un hombre con barba que susurraba su amor perdido, marineros en calcetines tocando el pedal y el violín, músicos vestidos con cuidado y niñas acordeón. Nunca hubo ninguna banda”.

Beirut es una banda pequeña, dos trompetas y un trombón, que no es casi nada en el Bataclan, pero es muchísimo para un apartamento. Cuando todos esos instrumentos aterrizaron en la sala de estar con una alfombra gruesa, sabíamos que iba a hacer mucho ruido, menos mal que encontramos un lugar sin vecinos. El día después de su concierto, Zach Condon nos había advertido que iba a romper el formato tradicional de "Les Soirées de Poche" y llevaría un micrófono para que su voz no quedase cubierta por los instrumentos.


Esta no iba a ser una noche como las demás. Y no sólo por el micrófono, sino también por el número de peticiones que habíamos tenido, aunque en principio sólo fuera para nuestros huéspedes, Seba y Pierre de 71 y 85 años respectivamente. Pero no tenía ni idea de cómo iba a funcionar. De hecho, este conjunto de micro con todos estos instrumentos en un pequeño apartamento nos asustó un poco. Antes de empezar estuvimos acosando Zach para pedirle que se olvide de la idea de usar el micrófono, pero no hubo manera.

En ese momento nadie sabía lo que iba a pasar.
El grupo se comportó como de costumbre, sabio y un poco tímido. El público estaba como siempre, sabio y un poco tímido. Entonces se hizo el silencio en la sala y lo que pasó después no lo recuerdo muy bien. Una correa de acordeón se rompió, Perrin pidió a la gente que se pusiese en pie, las cervezas se acabaron más rápidamente que nunca, y todo se volvió loco. El grupo tomó posesión de la habitación, mezclado con el público jugando con ellos y con los ojos más brillantes que nunca.

Fue como el espíritu de la primera Soirée de Poche, donde todo fue confuso, ya que se nos escapaba por completo… Totalmente genial. La pena fue que no pudimos hacerlo todo. Nada de Zach con el ukelele entre el público o una anárquica Postcards from Italy. No fue nada fácil.

Esta fue la primera Soirée de Poche que fue documentada por completo. Concretamente con cuatro cámaras Refles, Nikon D90 para ser exactos. Elegimos este tipo de cámaras por la cantidad de funciones que tienen y no me arrepiento. Gracias a todo el equipo por Estar a la altura del experimento ( Porque realmente fue eso, un experimento).

La Blogothéque – (Traducción By Hugo)