23 de febrero de 2011

LBm Crónica: The False Friends - Adelanto nuevo disco

Pin It Ahora!

El pasado viernes 18 de febrero asistimos a la sala Moby Dick con el objetivo de ver en directo a la banda de Henry Lee, que presentará nuevo disco el próximo 16 de marzo (únicamente en plataformas digitales, el cd físico aún no tiene fecha de salida), convirtiéndose en el segundo que sacan desde que en 2008 publicasen “Burn The Bridges, Break The Gates”.
En su momento ya nos hicimos eco en Long-Brit del lanzamiento del primer single del nuevo disco,Thank You For The Sun”, por lo que además la ocasión de verles en directo era una excusa perfecta para comprobar la fuerza del single en un escenario, y para vislumbrar hacia dónde iba a ir encaminado el siguiente disco; si iba a seguir la línea marcada por el primer LP, o por el contrario definiría un nuevo camino bajo los mocasines de su carismático cantante.

Desde que comenzó el concierto, vertiginosamente se fueron sucediendo los nuevos temas, intercalados con las mejores canciones del primero, sin poder conceder un merecido respiro al respetable, el cuál en todo momento brindó su apoyo a la banda. Siempre es difícil catalogar un nuevo producto que sólo se ha escuchado en directo, pero sin duda la combinación de ritmos melódicos con otros más eléctricos y potentes convirtieron a The False Friends por una hora en la alternativa perfecta para tantos y tantos grupos extranjeros que nos venden sus mismos acordes una y otra vez, y sin duda próximamente se van a destapar como una corriente de aire fresco abriéndose hueco entre tantas bandas que ahora ocupan dudosamente puestos en el mainstream indie.

Para el recuerdo, el comentario de un asistente que iba a ver a la siguiente banda, Rubick, que le comentaba a otro compañero que había leído en internet que “The False Friends no eran españoles, y que por la música que estaban tocando en el escenario, era imposible”.




El próximo 9 de marzo volverán a un escenario, al mítico Gruta 77, para seguir desvelando temas de su nuevo disco. Mientras tanto, puedes matar el gusanillo asistiendo hoy a una de las Henry Lee Nights en el Evaristo Club. Para explicaros en qué consiste, lo mejor es que copiemos tal cual aquí la explicación de su protagonista:

Él de pequeñito quería ser rapero. Era su verdadera afición. Pero lo tenía todo en contra: perfecto acento británico, un flequillo rubio brillante (si se lo lavaba), falta absoluta de pigmentación en el cuerpo, incapacidad para vestir chandal, etc.

Supongo que ahora lo ideal sería decir que "Pero él no perdió esperanza, y frente a toda adversidad, se alzó con su sueño, ser rapero". Pero no. Visto lo visto, y tras comprobar lo bien que le quedaban las americanas y los pitillos, dijo, "pse, pues me hago estrella del pop". Y así comenzó la carrera de Henry Lee, a la tierna edad de 22 años.


Pero el camino era difícil; otros modernos quisieron también intentarlo, ir a Madrid, como el futbolista o el torero, a ganarse la gloria del público. El público le decía a Henry Lee "tronco, no te entiendo al hablar, ¿puedes vocalizar?", y Henry Lee respondía "tíos, es que es en INGLÉS". Ese fue un duro golpe para Henry Lee.

Esta vez y frente a todo pronóstico, sí se enfrentó a la adversidad y se planteó, "eh, voy a hacer unos shows que tengan mi nombre, y que consistan en replantear el mundo como a mí me gustaría".

Y eso, exactamente eso, son las Henry Lee Nights. Bueno, la parte de las estrellas porno de camareras todavía está en negociación, pero lo demás lo vais a encontrar en este evento sin igual:

-Canciones inéditas del nuevo proyecto acústico de Henry Lee, "The Summer Demons Of Henry Lee".
-Revisiones de canciones de The False Friends, la banda de la que él es cantante.
- Humor, chistes, performances.
- Colaboraciones inesperadas (y otras esperadas) de músicos, cómicos, ilustradores, actores... todo lo que caiga en su mano.

¿Y cuál es el objetivo de todo esto? Pues como no podía ser de otra manera para un amante de la música, de la libertad, de la autenticidad y del arte: GANAR DINERO. El chico quiere sacarse dinero para pagarse las expediciones tripuladas al mercadona, no diréis que no es un objetivo noble. La idea es poder decir que "la música me paga la comida", y así sentirse bien consigo mismo, sentir que ha cumplido. Si le preguntan "¿Y las facturas: luz, gas, Internet...?" entonces torcerá el gesto, buscará alguna excusa y se pondrá a bailar por la calle, diciendo "eh, miradme, miradme, qué bien que bailo" como medida de distracción justo antes de salir corriendo en cualquier dirección.

UN MIÉRCOLES AL MES.... HENRY LEE NIGHTS, EN EVARISTO CLUB. PÁSATE.

El precio del espectáculo son 3 euros, gratis si conservas la entrada del concierto del viernes pasado, o tienes algún flyer de los que un loco con un cartel colgado (el propio Henry) repartía a la salida de la Moby.

Puedes escuchar el single, y el anterior disco, en Spotify pinchando aquí.