2 de marzo de 2011

The Warm Hardies, otra best new-band mientras llega la primavera.

Pin It Ahora!
En 2010 comenzó esta nueva empresa llamada The Warm Hardies. Matt y Tamara se conocieron practicamente de rebote, como en todas las grandes historias. Hoy hace ya casi un año que se han vuelto inseparables, tanto encima de un escenario como en la aparente vida real. Interpretan lo que ellos llaman “dignified melancholic folk/pop” y desde que abrieron para Hanson en el pasado Septiembre en el Moore Theatre de Seattle, su notoriedad ha ido creciendo lentamente, pero a paso seguro.

Su primer EP, Songs for Grownups, consta de tan sólo tres canciones y ha sido lanzado en éste recien terminado mes de Febrero. En su grabación han colaborado varios artistas que han ayudado a dar un mayor empaque al sonido de éste brillante primer trabajo. Para la próxima primavera del 2011, Warm Hardies empezará a trabajar con su primer album debut, su primer largo.

Metiendo un poco más el bisturí al sonido de The Warm Hardies, nos encontramos con uno de sus primeros temas, Fast and Heavy. Una canción sobre locomotoras que según han comentado varios medios, no se recordaba una canción tan perfecta versada en dicho asunto, desde que Bob Dylan compusiera su nostálgica  “It Takes a Lot to Laugh, It Takes a Train to Cry”. Otros incluso, apuntan a un toque muy del gusto de Ben Gibbard y sus primeros Death Cab For Cutie.

Tras mojarnos con The Head and The Heart, The Warm Hardies se postula como una de las best new-bands por las que apostamos en Long Brit Magazine. Los de Seattle se mueven en el punto equidistante entre calma y pasión, su equilibrio en las melodías es perfecto y dudamos que el próximo largo con el que vayan a debutar, pueda ser mejor que lo presentado hasta ahora. Mejor que ésto..., dificil.