20 de mayo de 2011

Kathryn Calder, ¿Qué tienen las canadienses que me vuelven loco...?

Pin It Ahora!


“What we’ve heard so far is high-class chanteuse material.” - Flavorpill

"She could calm a raging bull or make two people fall in love with each other.” - Magnet

Nunca vimos el momento preciso en el que poder hablaros con algo más de calma de la pianista, compositora y cantante, Kathryn Calder. Siempre tratando de buscar nuevos grupos, nuevas bandas, el hit inmediato o un nuevo talento que disfrutar en los cientos de conciertos y festivales que nos acechan, nos perdimos la oportunidad de presentaros como dios manda, a otro más ex-The New Pornographers que brilla a la altura de los todo poderosos Neko Case o el mismísimo, A.C. Newman.

Los de ésta señorita, a diferencia de lo de sus otros compañeros, ha sido un trabajo mucho más introspectivo. Sin dejar atrás esas infuencias del power pop que los "Pornos" nos regalaban hasta hace bien poco, Calder emplea un mayor desborde hacia la sutileza, con arreglos suaves, tonos beige, alejados de la fuerza y entusiasmo desmedido de la antigua banda de los nueves canadienses.

Divertida y entusiasta, fiel reflejo de la lente con que Calder observa todo lo que le rodea y que también expresa en sus risueñas y amables melodías. A pesar de no ser una eminencia escribiendo las letras para sus canciones, su album conecta emocionalmente contigo tras una escucha completa. Ningún track te llama poderosamente la atención pero es un album de esos que al rato de tenerlo de fondo, en un segundo plano, dices: "joder, es bueno..!".

Pero el punto realmente fuerte de Calder, no hay ninguna duda, es su excelente voz. If You Only Knew o Slip Away, dos de sus mejores temas, son alguno de los momentos en los que podremos disfrutar del eterno esplendor soleado y primaveral de Calder. Su voz, siempre tan expresiva y cálida, hablando de sueños y secretos inconfensables, junto a melodías repletas de palmas y coros, hacen de éste album, una garantía para éstas noches primaverales. Especialmente, si las pasas acompañado/a.



¿Dónde anda ahora?. Pues embarcada en una gira, su primera gira, por todo Estados Unidos y Canadá. Are You My Mother?, su album ha sido muy bien recibido por la crítica y aquí y ahora es su momento para defenderlo antes cientos y cientos de espectadores.
Pero hay sorpresa. Kathryn está ya presentando algunas nuevas canciones. Temas que serán incluidos en el nuevo album en el que la canadiense está trabajando y que según ella misma, está justo a medio camino de terminarlo (date prisa, Kathy!).
Sus fans estarán encantados. Aún hoy nos acordamos como el video de su primer single en solitario, Slip Away, tuvo en sus dos primeros días alrededor de 250.000 visitas en youtube. Algo realmente impresionante para artistas apartadas de la mercadotecnia, llamémosla, "Lady-Gaga".

¿Consecuencia? Hablamos habitualmente, aquí en Long Brit, de las cunas del indie en el panorama actual de la música contemporánea. Hablamos de Portland, de Seattle, Brooklyn y los sobrevalorados Londres y Manchester. Ahora debiéramos empezar a pensar que Vancouver, por derecho propio, es otro de los grandes referentes ("nivel TOP" que diría Mourinho). Yo, desde luego, no tengo ninguna duda de ello.





P.D.: Cada vez que veo una banda canadiense en las que hay mujeres, me da igual si más guapas o más feas, más altas o más bajas,... no se qué tienen que me dejan absolutamente absorto. Se hunde en mí una daga en el pecho que va penetrando poco a poco con cada segundo que las observo... Ese toque juvenil de chica norteamericana junto a esa belleza tan natural y elegante fruto de la influencia francesa en la nación de la bandera de la hoja de arce...... bufff...
NO, no estoy borracho. Pero es que me vuelven loco. No lo puedo remediar y sé que no viene a cuento, pero quería que constase en acta.