13 de junio de 2011

Ben Harper, irresistiblemente Ben Harper

Pin It Ahora!

“El que escucha música siente que su soledad, de repente, se puebla”, afirmó un día el gran dramaturgo inglés Robert Browning. No le faltaba razón. En muchas ocasiones, una canción es capaz de llenar ese vacío con el que, sin quererlo ni saberlo nos hemos dado de bruces. Descubrir una parte de nosotros que quizá desconocíamos es un poder que pertenece a muy pocos.


Ben Harper es uno de ellos. Capaz de utilizar la guitarra como una barita mágica para tocar nuestra fibra más sensible y desnudar nuestro pensamiento, este músico californiano es capaz de transmitirnos con su voz un cocktail de emotividad aderezado con la paz de Bob Marley, la fuerza reivindicativa de Bob Dylan, el jazz de los 80… y todo ello mezclado (que no agitado) con un exquisito toque de blues al más puro estilo Jimi Hendrix. Listo para servir y consumir. ¿El resultado? Un elevado grado de sentimiento, de buena música que le hacen verdaderamente irresistible. Quizá por eso, Ben Harper es uno de los artistas que más géneros ha tocado a lo largo de su trayectoria y que más difícil resulta clasificar.


Con 32 años y una dilatadísima carrera musical a sus espaldas que comenzaba con tan solo 3, edad a la que intentaba encajar sus primeros acordes en la guitarra de su madre Ellen, Harper tenía genética musical y por su sangre circulaba un poderoso talento que tarde o temprano tenía que aflorar. Creció escuchando soul, folk, r&b, hip hop, jazz y country. Pero él ha sabido tomar lo bueno de cada uno de los distintos géneros que le servían de influencia y adaptarlos a un estilo muy particular: el suyo propio.


Es prácticamente imposible evitar caer atrapado en las redes de la suprema delicadeza que transmite su voz. Pero Harper no solo canta, Harper también habla. Habla de paz, de religión o del medio ambiente, y lo hace en un tono políticamente correcto, de un modo elegante y marcando siempre las distancias.


Ahora acaba de editar el que es su último álbum de estudio: "Give Till It´s Gone", un curradísimo trabajo con temas potentes como "Rock N´Roll It´s Free", y para el que ha contado con la colaboración del ex beatle Ringo Starr.


Y como bien decía Browning, Harper nos ha hecho poblar esa soledad y evocarnos a otro tiempo, a otro lugar. Buena prueba de ello son los dos temas que os dejo aquí abajo. El primero pertenece a la grabación del single “Boa Sorte” acompañado de la brasileña Vanessa da Mata. Dos voces, un mismo camino.


El segundo, un dueto con Jack Johnson del excepcional 'Please Me Like You Want To'. Irresistiblemente seductor, irresisitblemente Ben Harper. Juzguen ustedes mismos...