30 de diciembre de 2011

Austin, deportivos de leyenda. Mucho más que un coche.


Austin es una de las legendarias casas constructoras de algo más que coches. Famosos por sus minideportivos, estos británicos nos han dejado para la historia, piezas de auténticos coleccionistas que aún hoy podemos disfrutar.

Corría el año 1952 cuando la  Donald Healey Motor Company presentó un nuevo coche deportivo con el motor del Austin A90 y otros complementos básicos de Austin. Este coche impresionó de tal manera a la BMC (British Motor Co., nuevo Grupo producto de la reciente fusión entre Austin y Morris), que llevó a un acuerdo entre la BMC y Donald Healey para que esos coches fueran producidos en Longbridge bajo la denominación de “Austin-Healey” 100. Y así, uno de los más famosos modelos de Austin y posiblemente, el deportivo más bonito de ahora y de siempre, entró a formar parte de la historia.

Austin Healy 100S (1956)

Austin Healy 100 BN2 (1956)

Posteriormente, fue ya sobre los primeros inicios de 1968, la BMC se fusionó con Leyland y Jaguar/Daimler para constituir la BLMC British Leyland Motor Corporation. Con ello Austin, aunque siguió dentro del grupo como marca hasta aproximadamente 1975, dejó de ser sujeto principal en el automovilismo británico.


Austin Healy 3000 (1967)

Austin Healy Frogeye Sprite (1958)

Hoy, ahora y aquí en Long Brit, les recordamos (y si tienes algo de líquido en el bolsillo, puede que aún estés a tiempo de comprarte uno de estos caprichos...; precio apróximado: desde 75.000 libras).


twitter: @JRGE09




No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...