7 de diciembre de 2011

Taxes, San Francisco y la nueva generación.


En Long Brit pretendemos no escribir sobre lo evidente y por eso, y aunque nos resultaría muy fácil hablar de Noel Gallagher o los Arctic Monkeys, tratamos de darle un valor añadido a todos los que de vez en cuando nos visitáis.
Ese valor añadido no es más que tratar de daros a conocer nuevas bandas y tendencias musicales que afloran en distintas partes de este, cada vez más, mundo globalizado. Ponemos la vista en Reino Unido, España, Suecia, Canadá,... y por supuesto, en nuestra amada Costa Oeste Norteamericana.
Este es el caso de la banda hoy os presentamos. Se llaman Taxes y no son portada de NME ni de MOJO, sin embargo su nombre empieza a sonar con fuerza desde su ciudad natal, San Francisco. Veámos por qué...

Robby Cronholm, voz y guitarra, es el encargado de colorear la naturalidad del acertado rock de la banda californiana. Anteriormente a Taxes, Robby fundó Crumb, banda con la que a muy temprana edad tuviera la oportunidad de girar con Death Cab For Cutie o Jimmy Eat World y con quien fuera invitado a tocar en una de las ediciones del afamado festival de Lollapalooza. 
Las influencias de Taxes beben de las perfectas melodías de los Smiths y, como bien relataba Cronholm para el medio http://juniorscave.com, otro Smith, ésta vez nuestro idolatrado Elliott, es otro de sus artistas más respetados. "I guess I'm obsessed with the Smith name. If Justin Bieber changed his name to Justin Smith, he'd probably be my third favorite", comentaba el artista entre risas.

Su primer EP, lanzado a mediados del 2010 y de título This is Going to End Badly, fue la primera piedra de toque con la que Texas comenzara a sonar por la escena local californiana. Bonitos riffs de guitarra acompañaban a letras llenas de melancolía y desazón. The Shut-In, Pyramid Scheme o A Picture of Waves, eran algunas de las piezas más sobresalientes de dicho trabajo.

Posteriormente, tuvimos acceso a su primer LP, It’s Always Something. Un largo que desborda energía y emoción. Emotivo y directo, sin un segundo para la pausa. Buenas letras arropadas por una sólida y cálida instrumentación como demuestran en Acquaintances, Accomplices, uno de los mejores tracks del álbum. Tan notable fue el comentado debut que ello les permitió tener la oportunidad de compartir escenario con American Music Club, John Vanderslice o nuestros adorados, The Dodos.

Futuro prometedor el de Robby, Tristan, Brad, Josh y Jonathan. Desde San Francisco a Madrid, pasando por Long Brit, indie rock de manual, sin complejos. Se llaman Taxes, no lo olviden.






twitter: @Taxesband / @JRGE09



No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...