16 de enero de 2012

Shed Seven: otros grandes olvidados del Britpop

Pin It Ahora!

Shed Seven es una banda originaria de York, formada en 1990, pero que hasta 1994 no lanzaron su primer largo, Change Giver. A pesar de considerarse en las islas británicas una de las primeras piedras angulares del popular y loado Britpop, nunca han formado parte de esa primera división de grupos que comparten formaciones como Pulp, Suede, Oasis, o Blur. Su lugar, inevitablemente arrastrados por las críticas de ese momento, está situado con otras bandas de las que hemos hablado anteriormente en Long-Brit como Northern Uproar o The Bluetones.


Formada por Rick Witter, Paul Banks (no confundir con el cantante de Interpol, entró en la banda sustituyendo a Joe Johnson), Thomas Gladwin y Alan Leach, tiene en su haber cinco discos: el ya mencionado Change Giver (1994), A Maximum High (1996), Let It Ride (1998), Truth Be Told (2001), y See Youse At The Barras (2008); sin contar dos lanzamientos en directo, Where Have You Been Tonight y Live at the BBC, en 2003 y 2007 respectivamente.

Su estilo está claramente influenciado por los Smiths y los primeros Stone Roses; sus temas, de un corte mucho más melódico que sus coetáneos Oasis, rechaza el inconfundible guitarreo Madchester, centrándose en un arquetipo musical más cercano a Sleeper. Es también curioso de señalar que el logo de la banda guarda una gran similitud con el del grupo de los Gallagher.


Algunos de sus principales éxitos, y con los que ganaron principalmente reconocimiento en su país, fueron Getting Better, She Left Me On Friday, Going for Gold, Chasing Rainbows, Speakeasy y Dirty Soul.

Actualmente acaban de finalizar una gira en UK con la que han conmemorado los 15 años desde que lanzaron su disco A Maximum High. Sin lugar a dudas es uno de esos grupos que merece la pena conocer y escuchar, aunque la historia no les haya reservado un lugar entre los clásicos.

Puedes escucharlos en Spotify pinchando en este link.