29 de mayo de 2012

Hannah Cohen, la modelo neoyorkina que quiso ser cantante.

Pin It Ahora!

Hannah Cohen debuta con un espléndido álbum titulado Child Bride, una bonita colección de canciones folk encuadrada en una boscosa primavera que gusta de alternar bonitos momentos literarios con otros muchos más ligeros y librados de tanta trascendencia.
Dicha colección rebosa vivencias de una mujer, pese a su edad, curtida en miles de batallas emocionales y experiencias. Amor, desencuentros, desorientación,... una temática perfecta para esta bohemia artista nacida en Nueva York.

Su carrera profesional, sin embargo, comenzó por el mundo de las pasarelas. Trabajando de modelo para reputadas marcas y diseñadores de la Gran Manzana, sus noches eran largas en compañía de muchos de los rostros conocidos de la escena musical neoyorkina. Impregnándose de ese aroma y empujada por el productor Thomas Bartlett (Antony & The Johnsons, The National, Martha Wainwright), Hannah Cohen comenzó a componer sus tragedias y desengaños con tan buen gusto que hoy es uno de los discos imprescindibles de este año.

Delicadas canciones como Don’t Say, recitales de canto en Shadows o la instrumentación cálida de California, son algunos de los mejores capítulos de este magnífico Child Bride. Un primer largo en que Cohen y su mentor, Thomas Barlett, han optado por una producción sencilla, tan sencilla como agradecida.

Bella Union ya tiene otro puntal de lanza más que añadir a su lista de artistazos. ¿SubPop o Bella Union?, ¿Madrid o Barça?, ¿rubias o morenas?,... difícil decisión.




+info:  http://bellaunion.com/artists/hannah-cohen/
twitter: @JRGE09 / @LONG_BRIT