4 de julio de 2012

Beachwood Sparks, las modas siempre vuelven

Pin It Ahora!

Hace unos meses advertíamos de una de las apariciones de este 2012 en nuestra fan page del universal caralibro. Prometimos hablar de ellos y aunque algo tarde, aquí y ahora hemos encontrado el momento para volver a conocer a una banda con una bonita historia tras de sí.

Corría el año 1997 y los Chicago Bulls de Michael Jordan se proclamaban campeones por quinta vez, Bill Clinton comenzaba su segunda legislatura y dos chavales llamados Gunst y Brent iniciaron un brillante proyecto conocido posteriormente como Beachwood Sparks. 

En no mucho tiempo, la banda pasaría de dos a seis miembros y su música se volvería mucho más enérgica y contundente. Sin embargo, difícil sería evitar por aquel entonces las comparaciones con el rock aterciopelado de los legendarios The Byrds. Fue lanzar sus dos primeros y pequeños trabajos de siete pulgadas y ya con el segundo de ellos bajo el (hoy magnánimo) sello Sub Pop, su nombre corrió como la pólvora entre los círculos norteamericanos del folk-rock independiente. 

Fueron años de gloria en los que esta banda solía pronunciar una colección de sonidos folk que tenían el valor añadido de poder igualmente recordar a lo mejor de los años 60 y 70. Tres discos y una separación en 2002 dieron lugar a once años de vacío en los que no supimos nada de ellos. Ahora vuelven en una época en la que grupos como Fleet Foxes, Bon Iver o Iron & Wine son tan capaces de abanderar carteles de festivales y listas de ventas como cualquier otra banda de rock. Beachwood Sparks se adelantó a su tiempo y ahora, en el esplendor de su género, hay un nuevo primer disco, lanzado la semana pasada, que apunta a ser uno de los mejores del año.

The Tarnished Gold, su nuevo largo, contiene a partes iguales: indie, rock, folk y psicodelia. Todas ellas reflejo de su amada California, inspiración definitiva para Gunst y Brent. Canciones para una furgoneta Volkswagen, ventanilla bajada y mano fuera asomando, disfrutando del viento. Un álbum hecho especialmente para este verano que acaba de comenzar. Pensado para una larga aventura de tres meses entre playas y montañas, con una mochila donde bien pudiéramos encontrar una brújula, una botella de whisky escocés, un lápiz y un cuaderno para apuntar todos los buenos momentos que nos quedan por vivir y todas aquellas grandes canciones con que Beachwood Parks nos harán reflexionar. Disfruten (si saben hacerlo).






twitter: @JRGE09 / @LONG_BRIT