29 de octubre de 2012

Cats On Fire: emotivos, románticos, puros, enérgicos, delicados, eclécticos. Si no te enamoras, es porque no quieres!. Primavera Club 2012.

Pin It Ahora!

Les presento. De izquierda a derecha: Iiris, Ville, Kenneth, Yrjö y Mattias Björkas. En su conjunto, responden al nombre de Cats On Fire, una de esas bandas de las que te sientes encantado de haber conocido. Desde las gélidas tierras finlandesas han venido a conquistarnos con su nuevo álbum "All Blackshirts To Me", una auténtica delicia sensorial fruto de la veteranía (más de diez años años de carrera). Pero lo suyo viene de lejos. Anteriormente ya nos habían sorprendido con trabajos tan brillantes como "The Province Complains" (2007) donde encontramos maravillas como Higher Grounds o el más reciente "Dealing In Antiques" (2010) compuesto por temas tan geniales como Your Woman o On His Right Side. 

Formados en Vaasa, una pequeña localidad de la costa de Finlandia donde los tentáculos de la industria no llegaban, lo suyo fue una afortunada coincidencia. A través de amigos de amigos lograron que Elva Records grabase su primera maqueta. El resto, cuestión de trabajo.

Su estilo encaja en el Twee pop, dulce y melancólico a la par que dinámico donde prevalecen las guitarras acústicas y los teclados, y como no, la exquisita voz de Mattias, que nos sumerge en la atmósfera ochentera, en la perpetua inmadurez, la inocencia inacabada.

Es por ello que Cats On Fire nos recuerda mucho al sonido de los Smiths y a bandas como The Pains of Being Pure At Heart o Belle & Sebastian (aunque los escoceses no se sientan muy identificados con este género).

"All Blackshirts To Me" suena más íntimo y sofisticado que sus anteriores trabajos incluyendo algún toque de sintetizador y tirando del poder que otorga un piano, como en 1914 and Beyond, una dura crítica a la política Europea (dice literalmente que la Unión Europea estaba condenada al fracaso desde el principio). Pero en cada pista, sus letras reflexionan sobre temáticas distintas: A Few Empty Waves cuenta la historia de alguien que dedica su vida a trabajar en el mar de una forma misteriosa y entrañable y My Sense Of Pride es quizá el tema más bello de todo el álbum. Al puro estilo Morrissey, es difícil de definir con adjetivos.

En el otoño del 2003 asistieron unas siete personas al que por entonces era su primer concierto en la ciudad de Turku. Como ha afirmado Mattias en alguna ocasión, podrían haberlo dejado allí, pero decidieron seguir. El próximo mes de diciembre miles de personas tendrán el lujo de disfrutarlos en el San Miguel Primavera Club, uno de esos lugares donde se escucha música de verdad. (El 6 de diciembre en Barcelona y el 8 en Madrid).

Simplemente déjense seducir y enamórense!