2 de diciembre de 2012

LBm: TOP Albums 2012

Pin It Ahora!
Otro año más nos ponemos a darle vueltas al reproductor y al coco para tratar de sacar el TOP anual de los mejores álbumes de este 2012. Difícil y angustiosa tarea ya que aún sabiendo que han habido grandes largos en estos casi doce meses que llevamos de año, la selección se nos antoja corta y apurada. Esperamos que no se nos tiren al cuello en twitter como sucedió con la publicación del último artículo con los 5 álbumes más decepcionantes de 2012... Haya calma, por favor.

Este año nuestro TOP sigue copado por discos de rock, folk y pop. Como siempre, alguna buena percusión en el mundo de la electrónica y sorprendentes novedades en el espectro correspondiente al rap y sobre todo, al soul. Un gran año con muy buenos discos aunque no muchos novatos debutantes alcanzan los puestos de honor.

Vamos allá...! 

(Actualización 03/12: Incluimos los enlaces de aquellos grupos de los que hemos hablado en Long-Brit)

28. Jack White – Blunderbuss
24. The Tallest Man On Earth - There's no leaving now
22. Django Django - Django Django
21. Death Grips – 'The Money Store'


20. Alt-J – 'An Awesome Wave'
19. Kendrick Lamar - good kid, m.A.A.d city
17. School of Seven Bells - Ghostory
15. Cloud Nothings - Attack on memory
14. Killer Mike - R.A.P. Music
13. Sharon Van Etten – Tramp
12. Rufus Wainwright – Out of the Game
11. Grizzly Bear - Shields

... y vamos con las posiciones calientes de la tabla:



Porque la propuesta de Damien de abrir el abanico de su folk/americana a oyentes menos diestros en la materia, ha tenido gran acogida. Porque brilló en su presentación de su álbum en nuestro país e hizo de un concierto, un auténtico recital. Un álbum con contados pero perfectos arreglos y que dispone de canciones tan "bonitas" (aún siendo cursi, no hay otra palabra más precisa para definirlo) como su "Museum Of Flight". Damien que estás en los cielos...



Hace muy poco os hablamos de ellas. Dos chicas centro europeas que hacen pop redondo y bien producido. Los snobismos, poses underground y artificios no tienen cabida en este álbum, simplemente disfrutar y disfrutar.  Easy-listening que no por "easy" deja de ser realmente bueno y admirable. Thomas Hedlund, percusionista de los franceses Phoenix, tiene buena culpa del resultado final.





Igualmente presentado en nuestro magazine, lo de Frank Ocean quizá pueda considerarse la gran sorpresa del año. Al igual que otros grandes como David Bowie (en el año 1972), este artista declaró públicamente su condición de homosexual. La gran diferencia es que el asusto Bowie, ya para esos años, no tenía mucho que perder y sin embargo Frank Ocean, dentro de un mundo de mente tan troglodita como el rap y el R&B norteamericano, arriesgó a fallar. Acierto o no, este anuncio condiciona totalmente la argumentación de Channel Orange, un álbum donde podremos encontrarnos guitarras con referencias a Pink Floyd al mismo tiempo que degustar excepcionales momentos slow-jam de R&B. Mainstream que no por ello, deja de ser uno de los grandes descubrimiento de este 2012.



 Nos creíamos que Fleet Foxes era Robin Pecknold y una panda de mariachis a sus órdenes y no, nada de eso. Joshua Tillman ya hizo sus pinitos en solitario con mayor pena que gloria y sin embargo ahora va y nos pega un buen tirón de orejas. Por lo pronto nos dejó claro que su línea no es continuista y que a pesar de que a los mandos de la producción estuviera el gran genio de Phil Ek (Modest Mouse, Fleet Foxes, The Shins, Band Of Horses,...), su sonido iba a divergir de todas las expectativas creadas en un principio. Este álbum es casi una experiencia cinematográfica que dibuja escenas reales y recrea un ambiente de ironía y verdad. Quién iba a decir que nos íbamos a poder reír con las divertidas historias de un disco eminentemente folk!. Un álbum entrañable.




El pop/rock de astronauta procedente del espacio exterior de Spiritualized, ha llegado a su máxima esencia. Jason Pierce nos relata en canciones de larga duración, misterios e historias de amor en forma de baladas mientras que otras tantas veces, como un simple y certero disparo en forma de rock and roll. Sus coros son adictivos, terminarás por unirte a ellos sin poder remediarlo. Dios, fe, pop y mucha química alucinógena. El mejor trabajo de Pierce hasta la fecha. 




El mejor disco de la historia producido jamás mediante crowdfunding se cuela en nuestro número cinco del TOP 2012 con una doble misión: hacernos recordar a grandes de su género como fueran Marvin Gaye y Al Green así como, formular un disco de neo-soul que partiendo de los clásicos se antoja tan actual como admirable y sorprendente. Gustará a los puristas y servirá de gancho para los más escépticos. Elegantes piruetas vocales y, por momentos, bases rítmicas de total infarto para hacerte bailar.



4. Fiona Apple - The Idler Wheel

Llevábamos nada menos que siete años esperando a que esta frágil mujer de aspecto y corazón amargo, volviera a regalarnos una digestión lenta y dolorosa. Un álbum complicado y con espinas. Charlie Drayton le acompaña en la producción y la instrumentación gana muchos enteros. La voz de Fiona sigue siendo un canto triste, tan triste como hermoso. Un álbum que dibuja muchos de los pasajes dolorosos que esta grandisima artista ha padecido durante estos años atrás ("Every single night / I endure the flight / Of little wings of white-flamed / Butterflies in my brain... These ideas of mine/ Percolate the mind / Trickle down the spine/ Swarm the belly, swelling to a blaze... That's when the pain comes in / Like a second skeleton / Trying to fit beneath the skin / I can't fit the feelings in / Every single night's a light with my brain")




Repiten como uno de los mejores álbumes de este 2012 por razones innegables. Otro largo del sello SubPop  que se cuela en lo mejor de nuestra lista anual. Alex Scally y Victoria Legrand siguen componiendo música como expresión artística de todas sus vivencias en estos largos e interminables meses de gira por todos los rincones y festivales del mundo. Parecía que después de Teen Dream, Beach House pasarían a un segundo plano ya que difícilmente pudieran llegar a repetir la gesta que les llevara en 2010 a ser el mejor álbum de dicho año. Aquel fue un disco que marcó época y tras ello, se presentaron de nuevo con este Bloom, otra pieza de coleccionista que sin embargo cambia la luminosidad de sus anteriores canciones por conceptos más oscuros y místicos. Pasamos de Zebra, Norway o Used to Be a canciones mucho más profundas y misteriosas como Myth. Cambiamos la sorpresa de su irrupción, por la certeza de un estilo inconfundible, inimitable e irremediablemente adictivo. Droga de la buena y muy barata.




2. Leonard Cohen – Old Ideas

Qué vamos a decir a estas alturas del mejor poeta metido a cantante que hubo nunca.... Quizá haya que entender que "Old Ideas" es posiblemente la mejor manufactura que Cohen haya hecho en su larga y dilatada carrera. Sexualidad, decadencia, renovación, vejez, inconformismo,... Todo un manifiesto poético, político y vital que debiera ser enseñado en todas las Universidades de prestigio. Háganme un favor: cójanse las letras de todas las canciones de este álbum y pónganse a leerlas mientras suena su música. La ceremonia de Cohen es casi un acto trascendental que no permite al oyente escuchar de pasada. La necesidad de un esfuerzo en la audición, hace de esta un motivo mucho más intelectual y reconfortante. Háganse un favor a ustedes mismos. ("Both of us say there are laws to obey/But frankly I don't like your tone/You want to change the way I make love/I want to leave it alone.").




Y el 1...



1. Tame Impala - Lonerism

Los australianos nos han terminado de rematar a medio mundo con su álbum de rock, psicodelia y brillantes textos. Kevin Parker (frontman) se nutre de lo mejor del rock de los 60s y 70s para un "Lonerism" mucho más limpio y digerible que su predecesor, el también brillante "Innerspeaker". La importancia de las texturas y capas sonoras es la seña de identidad de una banda que no tardará mucho en llenar grandes estadios y escenarios en cuanto algún avispado productor les pueda echar el gancho (si lo han hecho Black Keys, a estos no les quedará mucho. Y si no, al tiempo...). 

Lo mejor del pasado y lo mejor del rock para el próximo lustro, se ha empezado a gestar con este álbum lleno de matices tan sorprendentes como olvidados y que sin ninguna duda, es la irrupción más contundente de este 2012. 




twitter: @JRGE09 / @LONGBRIT