1 de julio de 2013

Buenos tiempos para la lírica. Un repaso por las últimas leyendas de la escena R&B, rap y hip hop

Kanye West.
Todos los que escribimos sobre música, pocas veces nos encontramos en la tesitura de vivir una coyuntura como la actual. Una vida o muerte como existe en la escena hip hop actual, con un vigor y vitalidad que borbotea efusividad y esplendor. La voluptuosidad de la propuesta de Kendrick Lamar no queda enmascarada por la escena philie y L.A. Aun así, estamos ante un fenómeno global post "My Beautiful Dark Twisted Fantasy" (quinto álbum de estudio de Kanye West) y goddamn it's gonna be f***** awesome.

La cosecha de los dosmildoces fue extraordinaria, con productores-cantantes (El-P), cantantes poseídos (Killer Mike) y neo soul con capacidad para alzarse en comparativa histórica con los genios, véase M. Gaye o S. Cook, falto de ideas, no de potencial como el de Miguel.

Killer Mike.
Los orígenes de esta new wave no se alejan mucho en el tiempo. Un seísmo sónico como "808" o "My Beautiful Dark Twisted Fantasy" han instruido a una nueva generación de mc's a atreverse en el terreno mestizo y barroco de la música negra, a salirse del clásico 4x4 y construir obtusas melodías a partir de lo que el célebre Grandmaster Flash estableció.

Mención aparte merece la escena angelina, compuesta por Odd Future, germen primogénito de Franck Ocean y Tyler, The Creator, además de Earl Sweatshirt y otros desheredados. O la neoyorkina con ASAP Roccky que, aunque en directo aun no representa la calidad que merece, es demandado por todo el que es alguien. 

Kendrick Lamar.
La vitalidad de este formato, cada vez menos encasillado en su propio estilo, da un aire fresco y deja fuera a todo el que no está dispuesto a tomar riesgo. Después del "Good Kid M.A.A.D City" de Kendrick, obra suprema de los dosmiles y clásico imperecedero desde el "Chronicles" de Dr. Dre, nada me había despertado el interés de tal manera como el nuevo trabajo de Kanye West. Este superdotado de la música, ególatra irredento, o como el mismo dice "the only rapper compared with Michael", demuestra ir un paso por delante y, como decía el gran Camarón de la Isla: "Al que no le guste, que lo escuche otra vez".



Kendrick tiene el mejor trabajo de los últimos diez año de rap, pero el que quiera inspirarse va a encontrar una enorme hornada de mc's dispuestos a abrir sus mentes a base de beats. De momento, Kanye sigue siendo el capitán del barco, pero tiene buenos grumetes a su alrededor. Corren buenos tiempos para la lírica.

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...