18 de septiembre de 2014

Álbum de la semana: El Pintor (Interpol)


Cuatro años han pasado del su álbum homónimo y muchas eran las ganas que teníamos de saborear nuevo material de Interpol. El 8 de septiembre veía la luz El Pintor, el quinto trabajo de los neoyorkinos. Una semana nos ha servido para procesarlo y alcanzar un veredicto que se aleja bastante de lo que nos hubiera gustado.

Resulta inevitable fijar unas expectativas lo suficientemente altas cuando hablamos de una de las mejores bandas de rock experimental de las últimas décadas. Una banda que paradójicamente poco necesita experimentar porque desde sus comienzos han sido auténticos innovadores. Habilidad innata para ser diferentes y crear música diferente para un público diferente. Sin aspavientos. Es ahí donde reside el verdadero encanto y talento de Interpol.

Resulta difícil también superar en calidad el impecable Turn On The Bright Lights (2002) su hasta ahora culmen creativo. Y más si acusamos la baja de Carlos Dengler, alma máter de la banda y responsable de gran parte del sonido.

Tres son los temas que consiguen salvar este malogrado trabajo de la banda que un día nos conquistó con hits del calibre de Specialist, PDA, Obstacle 2 o NYC. Ahora bien, cualquiera de los tres bien podría encajar perfectamente en su maravillosa discografía. Hablamos de All the Rage Back Home, el single que abre el disco y que debería marcar la senda de los de Nueva York.

Breaker 1 es una portentosa delicia para quiénes nos hemos declarado fans de Interpol desde sus inicios. Recupera la oscuridad, la belleza etérea. Interpol en estado puro. Te enganchará.

Poco podemos añadir de los riffs que dan comienzo a Same Town, New Story, la otra genialidad que da sentido a este imperfecto trabajo. Una atmósfera que nos devuelve de nuevo la oscuridad, la magia a la que nos tenían acostumbrados. Muchas guitarras sucias y golpes de teclado que dan lugar a una línea melódica que funciona y que mantiene la intensidad esperada.

El resto de temas funciona como una especie de cortina de humo de un disco de cara B. Ni siquiera sus letras suenan hilarantes. Ni nuestro admiración por Interpol ni nuestro amor por Paul Banks, el mismo que él tiene a España y más concretamente a Madrid, donde se dejó caer por algún colegio de Pozuelo durante su juventud, consiguen hacernos cambiar de opinión.

Ahora solo nos queda asumir con cierta tristeza la leve decadencia de una gran banda cuya luz, sin embargo, confiamos en que está muy lejos de apagarse. (Volver a escuchar por un momento a Joy Division hubiera sido épico...)

Puntuación: 6,5/10
Temas imprescindibles: Breaker 1, Same Town, New Story, All The Rage Back Home.

  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...