29 de noviembre de 2014

Carta abierta al Ayuntamiento de Madrid

En Long-Brit no nos gusta desmarcarnos de lo que consideramos nuestro principal propósito: la música. Sin embargo, hay veces en que uno decide tirar del lenguaje como herramienta de calado, bien a modo de desahogo, o bien como particular forma de protesta. Y no es demagogia, es realidad. Es por ello que, lo que pretendía ser una crónica de la fiesta de presentación del Sonorama, al final se ha convertido en una carta abierta dirigida sin tapujos a las personas que a día de hoy todavía continúan al mando del ayuntamiento de Madrid, encabezado por la señora Ana Botella. Sin más preámbulos, vamos al lío.

Distinguidos señores,


El pasado jueves por la noche acudimos a la fiesta que la organización del festival burgalés Sonorama había preparado en el Teatro Barceló (el Pachá de toda la vida) con tanto esmero y profesionalidad, como solo ellos saben hacerlo, para anunciarnos cuáles iban a ser los nombres que estarían presentes en su próxima edición. Para ello nos habían preparado unos anfitriones de altura como Smile, Arizona Baby, Jero Romero y el gran Iván Ferreiro. Pues bien, nuestra mayor sorpresa fue cuando nos enteramos de que a las 23 h. se terminaban los conciertos. Sí señores, a las 23 se cerraba el chiringuito. Ni un minuto más ni un minuto menos. Que al día siguiente había que madrugar y ya que España no está entre los países más productivos, no fuese a venir la señora Merkel a echarnos la bronca, ¡con la que está cayendo!

Al parecer, y según la propia organización, el motivo de tan incongruente horario no era más que otra "genialidad" de la famosa Ley de Espectáculos que en su día puso en marcha el equipo de la señora Botella y que se ha convertido en una especie de cruzada contra la música en directo. Ya no bastaba con el hachazo del IVA cultural (21% en el caso de discotecas y salas de conciertos). A ello se suma la desmedida clausura de locales o incluso el polémico casting a los músicos callejeros. Todo ello fruto de la respuesta a la tragedia del Madrid Arena del año 2012. Si bien es cierto que esa tragedia no debería tomarse como un hecho aislado y que todas las medidas en velar por la seguridad son pocas, en este caso, más que pocas nos parecen desproporcionadas.
Pero parece que el reparto de licencias para espectáculos no resulta ser del todo equitativo en esta ciudad. Y si no, que se lo pregunten a los vecinos de la calle Santa Teresa que día tras día tienen que soportar hasta altas horas de la madrugada el ruido, la suciedad y la mafia de un after al que, parece ser que al ayuntamiento no molesta. Curioso, cuanto menos. Pero eso sí, los conciertos hasta las 23 h. No vaya a ser que se despierte al vecino del ático del teatro Barceló y tengamos guirigay. Ya está bien. ¿Qué sería de nosotros sin la cultura? Déjennos disfrutar a quienes disfrutamos de un bien tan preciado como la música. Y ustedes, váyanse con la música a otra parte.

Y ya que he mencionado el tema la suciedad, aprovecho para decirles que las calles de Madrid están sucias, muy sucias. Llenas de hojas, excrementos, pises, botellas, vasos rotos y algún que otro vómito que más de una vez hay que sortear para no acabar pisando. ¿Recortar en limpieza? ¿A dónde vamos a parar? Recorten sus sueldos, pero no en limpieza. Y sigan el ejemplo de ciudades como Oviedo o Toledo donde se puede besar los adoquines que uno pisa al pasar por el casco viejo.

Limpiar no, pero eso sí, las marquesinas de los autobuses tenían que ser de última generación. ¿Acaso no valían las que había? En unos años puede que hasta tengan pantallas LED y zona VIP
. Alucinante el derroche innecesario y la pésima gestión. Y oye, no es nada personal eh, pero una ya está un poco harta de pagar impuestos a mansalva sin saber muy bien cuál es su destino.

Señora Botella, déjeme hacerle una pregunta, sin rencor: ¿De verdad usted se ha sentido en algún momento capacitada para ejercer un puesto como la alcaldía de una ciudad de 4 millones de habitantes? ¿En ningún momento ha sentido ud. que dicho puesto le venía, digamos, grande? Si no es así, ¿quién o quiénes la han engañado?. Porque una considera que muy por encima del enchufismo uno debe tener VALORES, los mismos que ni ud. ni su equipo parecen haber tenido en la duración de esta legislatura. Y ni siquiera vamos a hablar de la corrupción, tema del que ya suficiente traca tenemos día tras día. O la deuda, que ya alcanza los 6.900 y pico millones de euros, y subiendo. ¿Y el pico? Qué más da el pico, con semejante cifra para qué vamos a darle importancia al pico. ¿Mala gestión? No. Lo siguiente.

Por este y otros motivos, y parafreseando a su marido le diré, con todo el más sentido respeto de una redactora a la que le gusta disfrutar de la música en directo y una ciudadana más de esta ciudad: "Váyase señora Botella, váyase.". Pero váyase ya, y no espere ni un segundo más a terminar su deplorable legislatura. Tenga usted el valor y la osadía de hacer las maletas y pegarse una buena jubilación mientras se toma una relaxing cup of cafe con leche en alguna playa paradisiaca de la Polinesia Francesa. No sabe, de verdad, cuán agradecidos le estaremos de su decisión.

Para terminar, nos gustaría agradecerle una vez más a la organización del Sonorama lo bien que nos tratan siempre y el excelente trabajo que realizan año tras año. Gracias a Smile, a Jero Romero, a los Arizona Baby y, cómo no, al maestro Ferreiro por poner el broche de oro a esta gran fiesta. Desde Vigo con amor. Qué grande eres paisano. Tus letras, tu delicadeza y tu entrega cada vez que pisas un escenario. Pocas serán las palabras para decirte lo agradecidos que estamos de tu inmenso talento. Y parafraseando al maestro Ferreiro, termino este artículo: "¿Quién no tiene valor para marcharse? ¿Quién prefiere quedarse y aguantar? Marcharse y aguantar".
Turnedo. Iván Ferreiro.

twitter: @LU_longbrit / @LONGBRIT

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...