13 de enero de 2015

The Barr Brothers, un soplo de indie folk fresco. Música para la intimidad.

Lo necesitamos. Necesitamos evadirnos, desconectar. Escapar de este mundo perverso. Parar para volver a empezar. Continuar, con mejor letra si se puede, y sin rechistar. Dicen que el pensamiento es el ladrón de la felicidad. Cuando eso ocurre, basta con alejarnos de la nostalgia del pasado. Vais vais! Pensemos que todo va a ir bien. Hakuna Matata, que dirían en suajili.

A veces basta con una buena copa de vino y que suene algo bueno de fondo. Bueno para saciar deseos, para amainar fieras. Los que siempre vemos el vaso medio lleno y, en contra del pensamiento unánime de que el 2014 fue un año pésimo, consideramos que la cosecha musical no fue tan mala como muchos califican. De entre algunas de las propuestas, hoy rescatamos a The Barr Brothers. Cuarteto canadiense de indie folk que el pasado mes de diciembre se colaron en nuestra lista de mejores temas del año con el frágil Come In The Water. Una descarga eléctrica de sensualidad, de esencia lúgubre. Un hierro incandescente de pura belleza. Como lo es Love Ain't Enough, Static Orphans o, en definitva, el resto del disco, "Sleeping Operator". Un diamante en bruto, como el de su portada. 2011 fue el año de su debut, pero es ahora cuando los hermanos Barr empiezan a hacer ruido y del bueno.

Y a propósito, nadie tiene derecho a privar de pensar, de expresar. Nadie puede callar al prójimo cuando se trata de LIBERTAD. La libertad de respetar y de ser respetados, de amar.


"Tanto el creyente como el no creyente son seres humanos. Debemos tenernos un gran respeto"

"El enojo, el orgullo y la competencia son nuestros verdaderos enemigos"


"Sin amor la sociedad se encuentra en estado muy crítico. Y sin él nos enfrentamos cada vez más en el futuro a grandes problemas. El amor es el centro de la vida humana"  


Dalai Lama. 

#JeSuisCharlie







@LU_LONGBRIT / @LONGBRIT

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...