28 de octubre de 2016

Hoy se estrena "Supersonic", el esperado documental de Oasis (contado por ellos mismos).


Creyeron ser los nuevos Beatles ("We are bigger than the Beatles"). Creyeron estar por encima del bien y del mal ("We're not arrogant, we just believe we're the best band in the world"). Dijeron: "you can't be a mod and a rocker. You have to choose sides" pero en una entrevista en nuestro país afirmaban poder ser al mismo tiempo del R.Madrid y del Barça, porque "Im a fucking rock star". Se mofaron una y cien veces de Robbie Williams pero cuando este les reto a darse de hostias en un ring con las camaras de Tv delante, se cagaron en los pantalones. Parecieron ser la piedra angular del "new labour" en Reino Unido, apoyados por una esperanza llamada Tony Blair pero ni Reino Unido ni Blair cambiaron nada. Dijeron verdades como puños ("It's a sad state when more people retweet than buy records"), algunas sobre otros compañeros de profesión ("Jack White, right, has just done a song for Coca-Cola. End of. He ceases to be in the club. And he looks like Zorro on doughnuts"). Sacaron dos discos capitales, decenas de himnos atemporales y canciones mediocres en discos totalmente olvidables. Lo fueron todo y acabaron en nada para terminar de alcanzar un merecido estatus de leyenda. A veces hablaron más de la cuenta (¿sólo a veces?). Nos descojonamos cada vez que ponían a parir húmedo a algún ídolo juvenil con gran influencia en otros géneros ("I despise hip hop. Loathe it. Eminem is an idiot and I find 50 Cent the most distasteful character I have ever crossed in my life" / "Kylie Minogue is just a demonic little idiot as far as I'm concerned") e incluso cuando la envidia les jugó una mala pasada ("Paul McCartney, one of the best songwriters of all time, has only produced manure for the past 25 years"). 

Se acostumbraron a un estilo de vida del que no renegaban ("Nothing bothers me more than when groups like Pearl Jam and Nirvana whine and moan and complain about life and being famous. Let me tell you, being famous is great!") e incluso defendieron a quienes fueron injustamente denigrados ("I fucking love U2 and I always have done - I love the size of that band. Whether you like them or not, you cannot deny that U2 have written some great fucking songs"). Al estar por encima de todo y todos, también se atrevieron a hablar sobre el futuro ("Twenty years from now, will we listen to Lady Gaga? No. She might think she is making a stand for the freaks and the weirdos") y no parecían muy desencaminados. Se atrevieron a decir lo que estaba bien y mal en un escenario ("I'm not the likes of Mick Jagger, man. I don't think singers who start off singing should play guitar. It looks fucking stupid") e incluso qué escenarios eran notables o no ("I fucking hate Glastonbury, mate. I’m only here for the money"). 
Por todo esto y mil cosas más, se les odia y se les quiere a partes iguales, y no hay lugar a dudas que Oasis y los hermanos Gallagher son ya parte de la alta nobleza en la historia de la música contemporánea. Han trascendido su mera existencia como banda y eso hace de este documental, "Supersonic", una pieza de obligado visionado (pese a que esté contado por ellos mismos y su ego).

Liam Gallagher: "Name one rock star in Britain apart from a member of Oasis. Name one!"


twitter: @JRGE09 / @LONGBRIT

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...