Ir al contenido principal

Oasis Time! Crónica 12.2.09

Si comienzo este articulo con tres palabras como "sex, drugs, and rock and roll" ya más o menos os imaginareis por donde van los tiros. Pero si las siguientes palabras son "arrogancia, hermanos, Manchester" ya os he colocado exactamente donde quería. Elemental, querido Watchson ellos son Oasis, y yo he sido una de las privilegiadas -al igual que otras...¿15000-20000 personas?(nunca fui buena calculando estas cosas)- que ha tenido la oportunidad de verles en vivo y en directo en el Palacio de los deportes de Madrid el pasado jueves.Empecemos por el principio: la cola. Llegue a la plaza de Felipe II cerca de las 7 de la tarde, cuando el concierto empezaba a las 9.30, y cual fue mi disgusto, que no sorpresa, al ver que la cola daba la vuelta a la enorme plaza. Además de que mis "concierto-amigos" habían tenido un problema con la policía por culpa de la incontinencia del conductor, y estaba SOLA en la cola. Pero esos pequeños contratiempos no me iban a quitar las ganas. Al final llegaron justo en el momento en el que un gorila con pinganillo y cazadora roja grito: "acabamos de abrir la entrada de fuente del berro y no hay nadie, repito NO HAY NADIE". Lo siguiente ya os lo podéis imaginar. Una estampida (peor que las de Jumanji) se dirigía hacia la puerta trasera como si no importase nada más en el mundo, y como no, yo la primera.Entramos al polideportivo. Os lo aseguro, peor que el "Laberinto del Fauno". La entrada era directa a las gradas. "¿Ver un concierto de en las gradas?, !¿eso que es?¡", así que fuimos en busca de la pista. Y tras abrir muchas puertas y descubrir pasillos solitarios, las frases que hasta entonces se oían de "¡joder vicen!, ¡nos los vamos a perder!" pasaron a "si es que nosotros somos Vips".Por fin, ¡la pista!. Cuando entramos estaban tocando los teloneros "Flippers" (si estoy equivocada que alguien me corrija), un grupillo del que mis "concierto-amigos" calificaron como los nuevos Led zeppelin y no les faltaba razón para pensarlo. Animaron bastante el ambiente con unos solos de guitarra muy bonitos, un ritmo bastante pegadizo y una voz quebrada que te tocaba en tu vena rockera-sensiblera y hacia que, inconscientemente, gritases un "Yeaaaaaaaaaaaah" al más estilo "G&R".Pero vayamos ya al punto de interés. Se apagaron todas las luces, se encendieron los primeros focos blancos del escenario y... "I live my life in the city, there's no easy way out, the day's moving just too fast for me…" Es que no podrían utilizar otra y empezar así de bien (aunque realmente si. Ellos comienzan bien incluso con Wonderwall, pero es una forma de halagarles). Toda la pista saltando como locos gritando, chillando, tirando cervezas al aire. El público enloqueció y es que no fue para menos, aunque el sonido dejó mucho que desear al principio de la velada.Siguieron con Lyla, dejando sorprendido a más de un listillo que se sabía el repertorio y el orden de las canciones de la gira. Y bueno realmente no me acuerdo del orden, pero si que resulta inevitable hablar de la gran Don't look back in anger. Fue el momento de mayor emoción de todo el Palacio. Absolutamente todos los allí presentes cantaron al unísono la letra de la canción que el gran Noel acompañaba únicamente con una guitarrita mágica que nos hizo llorar a más de uno. A mi personalmente me dejó sin palabras. Bueno si, solo pude decir "o tiene uno de los ojos más bonitos que he visto en mi vida, o está apunto de llorar" y aun no he podido descubrir cual es las dos afirmaciones es la correcta.Nos acompañaron también The masterplan, Wonderwall (mítica canción en la que todo el mundo saca el móvil y llama a quien le ha prometido unos segundos de placer cultural), The importance to being idle, cuatro canciones del nuevo disco (Dig out your soul) destacando The sock of the lightning y Outta time. Como buenos caballeros ingleses, nos dedicaron una canción a todas las ladies del concierto, y no podía ser otra que Slide Away. Morning glory, Champagne supernova.... Supersonic, Cigarretts and alcohol... dando más coba a los dos primeros discos que son sin duda su carta de presentación; ¿Songbird?, ¿The meaning of soul?, no recuerdo si las llegaron a tocar o las estaba cantando yo en mi cabeza. Desafortunadamente el concierto termino pero dejándonos siempre con un sabor de boca fantástico: I`m the warrious (canción mítica, ilógica y sublime de sus ídolos The beatles) fue la guinda de un pastel explosivo.Fue un concierto digno de guardar un rinconcito en mi memoria, donde hubo también un par de momentos de humor como cuando Noel dijo: "vamos a tocar Live forever. Que no que es broma. Quien quiera escucharla que se compre "Definetly, maybe" y se ponga la canción 3" con toda la arrogancia de un Gallagher.En definitiva, sin querer alargar mucho más lo que fue un concierto deseado desde octubre de 2008, mi puntuación en la escala nenarockgirl de los-conciertos-de-mi-vida, le pongo un 8 (dos puntos menos por no tocar Whatever y Stop crying your heart out). (By Marga Peñafiel)

@LONGBRIT

Entradas populares de este blog

Las 100 mejores canciones en acústico, de ahora y de siempre.

Esta vez sí nos atrevemos. Hoy enumeramos las 100 mejores canciones en acústico de rango internacional, de ahora y de siempre. A pesar de que algunas no son 100% acústicas como tal, ya que en un momento dado hay algún acorde de guitarra eléctrica y/o un pequeño y posible uso de efectos (pedaleras), hemos optado por incluirlas por su predominante carácter acústico . Esta es nuestra selección, cuya numeración es ALEATORIA, aunque la de Clapton bien podría ser la mejor canción de todas con ese "Tears in Heaven" que dedicara a su hijo pequeño ya fallecido tras caer desde el piso 53 de un rascacielos de Nueva York. Tema que el mismo "Mano Lenta" no toca desde el año 2004. 
Alguna canción se nos habrá pasado..., no?
1Tears in Heaven - Eric Clapton26Angeles - Elliot Smith2Across The Universe - The Beatles27Angie – Rolling Stones3Wild Horses – Dave Matthews28Annie’s Song – John Denver4Hallelujah (Leonard Cohen cover) – Jeff Buckley29Another Lonely Day – Ben Harper5And I Lo…

Primavera Sound y el 'procés'. ¿Libertad de expresión o subvención asegurada?

Ya nos preguntamos hace tiempo si las ganas de enmierdarse del Primavera Sound con panfletos y comunicados políticos atienden a una mera cuestión de libertad de expresión o la necesidad en la organización de hacerse afín al régimen que le subvenciona (ayuntamiento/comunidad) para que no le corten el chorro ("El referendum catalán y el Primavera Sound. Cómo meter la pata..., o no?")
Hoy un nuevo comunicado del festival dirigido por el señor Gabi Ruiz ha salido a la luz:

Y nosotros que somos muy didácticos le vamos a dar una humilde sugerencia sobre el texto:
"Ante la sentencia condenatoria del Tribunal Supremo contra los políticos y activistas catalanes, Primavera Sound manifiesta su apoyo inquebrantable al ejercicio libre de la democracia y el diálogo con voluntad de entendimiento para resolver los conflictos políticosde los ciudadanos por parte de la clase política. La criminalización de movimientos pacíficos y de manifestaciones civiles, al igual que saltarse la ley …

In-Edit Festival (30-Oct al 3-Nov): Leonard Cohen, Miles Davis, PJ Harvey, Kate Nash, Suede,...

Un año más vuelve a Madrid el festival de referencia en el mundo de los documentales musicales. Esta vez su programación nos ofrecerá una propuesta de películas con una mirada atemporal sobre la música, su inspiración, su creatividad y sobre la evolución social que los alberga. 
Documentos sobre Leonard Cohen, Miles Davis, PJ Harvey, Kate Nash, Suede, John Lennon y cintas nacionales como el relato del viaje a Bolivia de Niño de Elche, en "Niños Somos Todos", o la historia de la corriente electrónica synthwave en "The Rise Of The Synths" de Ivan Castell.
In-Edit tendrá su programación entre los dias 30 de Octubre al 3 de Noviembre en los cines Cinesa Proyecciones de la madrileña calle Fuencarral.
Para nosotros, estos serán algunos de los documentos más relevantes:

Marianne & Leonard – Words of Love Director Nick Broomfield
2019 | EE.UU. | 102 min.| VOSE Retrato sentimental de Cohen que gira en torno al amor que nació en la isla griega de Hidra entre el cantautor y…